Echániz afirma que tras salvar la "quiebra" sanitaria "el siguiente paso" en próximos años será la "mejora profunda"

 

Echániz afirma que tras salvar la "quiebra" sanitaria "el siguiente paso" en próximos años será la "mejora profunda"

José Ignacio Echániz, consejero Sanidad
EUROPA PRESS
Actualizado 07/05/2013 16:37:02 CET

TOLEDO, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, ha adelantado este martes que, tras salvar un sistema sanitario "en quiebra" el siguiente paso de su Consejería será la "mejora profunda a lo largo de los próximos años", con el objetivo de acabar la legislatura "gozando de un sistema sanitario que no solo sea solvente de cara al futuro" sino que haga tenga salud.

Echániz se ha pronunciado así a propósito de la visita que ha realizado a la reforma del Centro de Salud del Casco Histórico de Toledo, situado en la calle Sillería, donde ha explicado que las obras realizadas en estas instalaciones han intentado "solventar" algunos "problemas endémicos" que padecía el centro relacionados con la extinción de incendios, la accesibilidad o la aparición de termitas.

Las obras --en las que se han invertido 278.000 euros-- han permitido, según ha explicado, mejorar el confort de los pacientes, que han visto mejoradas sus consultas y salas de espera, pero también el de los profesionales que trabajan en el Centro de Salud, a quienes el consejero ha agradecido su trabajo diario.

"Lo hemos hecho con la mejor intención de modernización de instalaciones y capacidad de mejorar la capacidad del sistema en su conjunto", ha defendido el titular de Sanidad, que ha recordado que el sistema sanitario atiende en la región a 100.000 personas diarias y todo ellos sería "imposible realizar sin la colaboración, trabajo y esfuerzo de profesionales de la sanidad pública".

CENTROS EN AZUCAICA Y SANTA BÁRBARA

En este contexto y preguntado por otros dos centros de salud pendientes en los barrios de Azucaica y Santa Bárbara, José Ignacio Echániz ha reconocido que sobre estas instalaciones no hay ninguna novedad, y que, como sucede en el caso del futuro hospital de Toledo están "a la espera de recibir financiación".

"Las infraestructuras sanitarias han sido ralentizadas en la medida en que hemos tenido que reducir el gasto en la asistencia, nos han preocupado más las personas que los ladrillos y hemos intentado apuntalar la asistencia en términos de retribuciones de nuestro personal y mantener un sistema que estaba muy comprometido", ha manifestado.

Sin embargo, ha admitido que "en el primer momento en que tengamos capacidad financiera de hacerlo, bien por apoyo financiero exterior o bien por la propia capacidad del capítulo inversor de la Comunidad Autónoma para hacer nuevas obras, retomaremos las obras e iremos retomando las proyectadas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies