Las Urgencias de C-LM "se están comportando razonablemente bien"

Actualizado 28/01/2015 13:48:36 CET

TOLEDO, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, ha asegurado que las Urgencias de los hospitales de Castilla-La Mancha "se están comportando razonablemente bien", teniendo en cuenta que es "un sistema complejo que tiene que dar respuesta a todos los ciudadanos y patologías".

Echániz ha respondido así a preguntas de los medios, antes de inaugurar una jornada sobre innovación terapéutica, sobre la denuncia de los Defensores del Pueblo sobre los problemas que se plantean en los servicios de Urgencias de los hospitales del país.

El titular de la Sanidad castellano-manchega ha destacado que "la mejor evidencia" de que el sistema funciona bien es la respuesta que se ha dado al accidente aéreo del F-16 griego en la Base de Los Llanos de Albacete siendo un "acontecimiento excepcional".

Asimismo, ha comentado que estos meses son "delicados" en el ámbito estacional y que todo el mundo sabe que los meses de enero y febrero hay "un pico epidémico de algunas enfermedades muy prevalente, como la gripe", pero ha recordado que los hospitales se diseñan para un estándar de asistencia y no para los momentos de pico, en los que los recursos del hospital están "a pleno rendimiento".

RETOS DEL FUTURO

De otro lado, y antes de inaugurar las jornadas 'Health Conversations', dedicadas al acceso a la innovación terapéutica a través de nuevos modelos de contratación, José Ignacio Echániz ha defendido la necesidad de realizar un debate "en profundidad, sereno y responsable" para buscar soluciones que se puedan aportar a la sanidad pública en España en su conjunto a la hora de incorporar innovaciones terapéuticas en ese ámbito.

A su juicio, un "reto del futuro" debe ser el de ir incorporando esas innovaciones "de forma inteligente, razonable y responsable para que el sistema sanitario no se rompa y se haga sostenible indefinidamente y todos los pacientes se puedan beneficiar claramente de nuevos tratamientos, nuevos elementos diagnósticos y nuevas oportunidades".

Consciente de que esto "no es fácil de hacer" debido a los "distintos intereses" en juego --"la industria quiere ganar dinero, los profesionales quieren tener los mejores servicios terapéuticos y la Administración hacerlo sostenible y que el sistema no se caiga", ha dicho--, lo importante es llegar a un acuerdo "para intentar buscar soluciones".

En el mismo sentido, el responsable de Azierta, la consultora dedicada al ámbito de la sanidad desde el punto de vista científico, Ángel Navarro, ha comentado que el objetivo es que "los distintos actores traten de debatir sobre los problemas y soluciones" del acceso a la innovación terapéutica por parte de los pacientes y mantener la investigación para curar enfermedades.

"Nuestra idea es mantener y tener vocación de continuidad y tratar de tener un observatorio que permita a estos actores poder ayudar a que las soluciones lleguen en algún momento, más antes que tarde", ha señalado Navarro, que ha indicado que todos los sectores involucrados en esta situación "saben que la sostenibilidad del sistema es fundamental y el acceso a la innovación también" aunque hay que financiarla y "conseguir también un buen precio para que sea sostenible".