Ecologistas denuncia que, un año después del incendio en Seseña, no hay protocolos ni responsabilidades

Cementerio neumáticos Seseña, ruedas, fuego
EUROPA PRESS/JCCM
Actualizado 09/05/2017 15:10:29 CET

TOLEDO, 9 May. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción en Castilla-La Mancha ha criticado que, casi un año después de que produjera el incendio del cementerio de neumáticos de Seseña (Toledo) --el 13 de mayo de 2016--, las medidas de prevención y gestión de estas catástrofes "brillen por su ausencia" y las responsabilidades "sigan sin depurarse".

La organización ecologista ha demandado, a través de una nota de prensa y como ya ha hecho en otras ocasiones, "una investigación independiente del suceso" y que, entre otras medidas, se adapten la legislación, los protocolos de emergencia y de aviso a la población a las circunstancias que "desgraciadamente imponen estas tremendas catástrofes que no cesan".

"Cada día queda más claro que es necesario que el control sobre la gestión de los residuos se maximice y que esta deje de estar bajo manos privadas que solo pretenden el lucro", ha apuntado Ecologistas, al tiempo que ha recordado el incendio en instalaciones de residuos industriales del pasado mes de agosto en Chioleches (Guadalajara) o el del pasado 4 de mayo en Arganda del Rey (Madrid).

Así, la organización verde ha recriminado que sigue sin haber "respuestas ni medidas de prevención" sobre el incendio de Seseña y Valdemoro (Madrid), que alberga el 30 por ciento de las parcelas del vertedero ilegal de neumáticos, por lo que ha demandado "un cambio de la legislación de residuos y de los protocolos de emergencia".

"LAMENTABLE QUE NO SE HAYA INICIADO LA COMISIÓN"

También, Ecologistas en Acción ha criticado que las comisiones de investigación abiertas en los parlamentos autonómicos de Castilla-La Mancha y Madrid, "lejos de aportar luz sobre los acontecimientos antes, durante y después del incendio, se han enmarañado entre acusaciones cruzadas y procedimientos que nadie entiende".

"Particularmente lamentable es la situación en las Cortes de Castilla-La Mancha donde la comisión no ha llegado a iniciar sus sesiones y eso a pesar, o tal vez debido a que, en torno a ella se han de sentar las dos principales administraciones actuantes: la Junta de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Seseña", ha agregado la organización.

"Llama poderosamente la atención que todavía no se haya hecho público ningún informe que valore y analice globalmente todo lo ocurrido y que cada cual, sean comunidades autónomas, administraciones o partidos, haya ido haciendo su particular balance más en función del color político que con la intención de ofrecer una información veraz a los ciudadanos", ha continuado la crítica.

CANCERÍGENOS "20 VECES SUPERIORES A LOS LÍMITES ADMISIBLES"

En este sentido, ha recordado que el incendio liberó entre otros "contaminantes peligrosos y cancerígenos ingentes cantidades de benceno", que alcanzaron en el residencial de El Quiñón concentraciones "20 veces superiores a los límites admisibles". "A ello, hay que sumar las emisiones masivas de gases de efecto invernadero que llegaron a la atmósfera y que pudieron alcanzar las 227.000 toneladas de dióxido de carbono", según estima Ecologistas en Acción.

"El rastro que dejó la pluma contaminante fue también el de una masiva evacuación, en buena parte voluntaria ante la nefasta gestión que hizo el operativo de emergencia de los avisos a la población. Mediciones mal hechas y de resultado tardío, colegios evacuados 'in extremis', órdenes de confinamiento mal ejecutadas, malas prácticas de limpieza y una retahíla de torpezas que poco después se repitieron en Chiloeches y ahora en Arganda del Rey", ha aseverado la organización ecologista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies