Educación anuncia la reducción del número de alumnos en Infantil

Actualizado 07/11/2014 15:01:34 CET

TOLEDO, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno, Marcial Marín, ha ratificado el compromiso del Gobierno regional de reducir el número de alumnos por clase -la conocida como ratio educativa- en la etapa de 3 a 6 años en Educación Infantil, así como en el primer curso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

   Marín ha dado a conocer, durante una visita al Instituto de Educación Secundaria 'Juanelo Turriano' de Toledo, las nuevas ratios de alumnado en los niveles educativos no universitarios, que tendrán validez a partir del próximo curso escolar, atendiendo a una demanda de las familias en Mesa de Padres y Madres de Alumnos y en Mesa Sectorial.

   Según ha informado en nota de prensa la Junta, se reducirá de 30 a 25 el número de alumnos por clase para aquellos que tengan 3 años, y a 28 para niños con edades comprendidas entre 4 y 5 años. En el caso del primer curso de la ESO, la ratio de alumnos se reducirá de 36 a 30 alumnos por clase.

   El titular de Educación ha asegurado que esta medida se ha podido llevar a cabo "gracias al esfuerzo realizado por todos los castellano-manchegos, que ha permitido al Gobierno regional iniciar una etapa de consolidación de las cuentas públicas". "Devolvemos a la sociedad castellano-manchega los esfuerzos realizados, fortaleciendo los cimientos de la Educación" ha destacado.

   En este marco, el consejero ha confiado en que estas iniciativas sirvan como base para una futura reducción de ratios en el resto de etapas educativas. No obstante, ha precisado que "la decisión de bajarlas en Infantil responde a la necesidad de fortalecer los primeros años de escolarización del niño, mientras que en primero de la ESO se produce una transición de niveles, en un educativo en el que hay que combatir el fracaso escolar".

   Además, a partir de 20 alumnos por clase en el Segundo Ciclo de Educación Infantil habrá un profesor de apoyo con perfil bilingüe, circunstancia que ya ha comenzado a aplicarse este curso escolar en nuestra región.

   En este sentido, Marín ha reiterado que "para el Gobierno de Cospedal es una obligación ineludible mejorar la calidad de la enseñanza que se imparte en Castilla-La Mancha, porque la educación es el pilar fundamental del futuro de la región".

   "No podríamos conseguir mejorar la calidad de la enseñanza sin la complicidad de los docentes", ha señalado el consejero, a quienes se ha dirigido para trasladarles "el reconocimiento de toda la sociedad castellano-manchega por su esfuerzo, tesón y dedicación diaria".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies