El equipo de Gobierno toledano confía en poder reabrir el acceso al Casco Histórico por Doce Cantos en diciembre

Actualizado 20/10/2010 16:24:10 CET

TOLEDO, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El equipo de Gobierno toledano se ha mostrado confiado en que la reapertura de la calle Doce Cantos, una de las tres vías de acceso al Casco Histórico de Toledo que ha sido cortada para arreglar el colector y el muro que se derrumbó el pasado viernes, pueda reabrirse para el 'Puente de la Constitución', a principios de diciembre.

No obstante, el equipo de Gobierno no descarta que en función de la evolución de la obra se puedan habilitar "otras alternativas" que permitan mejorar la salida de vehículos de la zona antigua de Toledo, por la calle Cervantes dirección Doce Cantos, siempre y cuando no surjan "complicaciones".

Así lo han expresado este martes el concejal de Servicios, Gabriel González, y el portavoz del Gobierno municipal y concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Rafael Perezagua, en la rueda de prensa que han ofrecido junto con la Policía Local.

Respecto al coste de esta actuación, según González la "más compleja de la legislatura", el propio edil de Servicios ha dicho, en primer término, que "no se mira, porque ante todo prima la seguridad", explicando después que será la empresa adjudicataria -Tagus- la que corra con la financiación de los trabajos, provocados por el mal estado de una de sus infraestructuras.

DETECTADO HACE UN MES

Dicho esto, ha comenzado su intervención explicando que fue hace "un mes" cuando los técnicos municipales vieron que un tramo del muro estaba cediendo, como consecuencia de la posible rotura de un colector de agua, y de "las raíces de una higuera".

Así, fue la empresa concesionaria del servicio de agua, Tagus, la que tras comenzar a reparar el viernes pasado los desperfectos, alertó de la necesidad de parar los trabajos después de que se cayera una parte del muro y de la calzada. A pesar de ese derrumbe del pasado viernes, no ha sido hasta este martes cuando se ha cortado el tráfico por la calle Doce Cantos, aunque el edil de Servicios ha dicho que se ha actuado con "rapidez y no hay que lamentar daños personales".

Es por ello que ahora van a realizar obras de "urgencia", que se dividirán en tres fases. En la primera de ellas se limpiará y saneará la parte del muro y de la calzada, hasta encontrar tierra firme. Después, en la segunda fase, se repondrá el colector roto; para más tarde reconstruir toda la calzada. A esto se une la complejidad del gran desnivel, que roza los seis metros, que presenta esta zona.

"COMPRENSIÓN, COLABORACIÓN, Y DISCULPAS"

Por su parte, Perezagua ha pedido a los toledanos "compresión y colaboración" y también disculpas por las consecuencias de este corte de tráfico, que está provocando dificultades y retenciones, sobre todo en horas puntas, dada la alta concentración de vehículos.

Así las cosas, el responsable toledano de Movilidad ha apuntado que esta vía de acceso al Casco Histórico, tal y como desvelaba un estudio encargado por su departamento, soporta la entrada de más de 9.000 vehículos al día, cifra que se ha reducido en 32,5 por ciento, pues en 2004 eran más de 13.000 vehículos los que pasaban por ella.

Según Perezagua, el dispositivo de tráfico se ha tenido que diseñar "de un día para otro", porque era "urgente", al tiempo que ha reconocido que la información ha llegado "tarde" a los ciudadanos. No obstante, ha resaltado el esfuerzo realizado por la Policía Local, que se ha volcado en facilitar información y en ubicarse en los puntos críticos para aminorar los efectos de esta situación.

USO DE TRANSPORTE PÚBLICO

Ante esta situación, el responsable toledano de Movilidad ha pedido a los ciudadanos que usen los aparcamientos disuasorios y los subterráneos, que, según ha añadido, que en el día de ayer presentaban un incremento de ocupación, y sobre todo, que se desplacen en transporte público.

En cuanto al servicio de autobuses, que continúan subiendo de manera excepcional por Doce Cantos, ha indicado que volverá a su itinerario habitual el día 28, fecha en que se abrirá la calle Unión, y por tanto se mejorará "la situación actual", ha asegurado.

Mientras tanto la Policía Local, que ha insistido en que las indicaciones de los ingenieros de la obra apuntan a la obligatoriedad de cortar la vía, dada la situación que presenta y la cantidad de tráfico que soporta, también ha reclamado a los toledanos comprensión.

A fin de agilizar el tráfico, agentes de policía controlarán en hora punta --de 7.30 a 9.00 y de 13.30 a 15.30 horas-- fundamentalmente las rotondas de Alfonso VI y Azarquiel, que son las que canalizan todos los vehículos que salen del Casco, a la vez que realizarán cortes alternativos puntuales, para aliviar la circulación.

Por ello, desde la Policía Local han recomendado, asimismo, no acceder al Casco Histórico en vehículo privado, e intentar no circular entre estas rotondas.

Para informar a los usuarios de este corte se han instalado señales de tráfico y paneles informativos en el puente de Azarquiel, inicio de Doce Cantos, aparcamiento del Corralillo, San Pablo, bajada del Barco, Plegadero, Alcurnia, San Sebastián, rotonda de las Cortes y paseo del Tránsito con Descalzos.

En la calle Cervantes y paseo del Carmen agentes de Policía Local desvían el tráfico por la calle Unión para salir del Casco a través de la calle Alféreces Provisionales.