Expertos de 38 países asistirán al X Congreso Mundial de Materiales Electrócerámicos en Toledo a partir de hoy

Actualizado 18/06/2006 13:44:42 CET

TOLEDO, 18 Jun. (EUROPA PRESS)

Expertos de 38 países se darán cita en Toledo a partir de hoy domingo, 18 de junio, y hasta el 22 de junio, para celebrar el X Congreso Mundial de Materiales Electrocerámicos, promovido por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Sociedad Española de la Cerámica y Vidrio (SECV).

El encuentro, en el que se presentarán las principales novedades en materiales con funciones eléctricas, magnéticas y ópticas, se desarrollará en torno a un área de conocimiento en el que España es pionera, con el apoyo de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y la Universidad Politécnica de Madrid.

Los materiales electrocerámicos contribuyen pasiva o activamente como componentes en una amplia variedad de aplicaciones electrotécnicas, eléctricas y electrónicas. Comúnmente se definen como materiales cerámicos para electrónica, pero su espectro de aplicación es más amplio, informó la UCLM en nota de prensa.

Más allá de las aplicaciones electrónicas e informáticas, prácticamente cualquier aparato, equipo o máquina que emplee algún tipo de corriente eléctrica requiere para su funcionamiento una pieza de cerámica con propiedades eléctricas. Por otro lado, los materiales electrocerámicos constituyen el elemento clave en los desarrollos más relevantes en materiales para energías limpias, biomedicina, memorias de almacenamiento, sensores, entre otros.

Cerca de 500 especialistas procedentes de 38 países expondrán sus trabajos en "Electroceramics X", donde se abordarán asuntos como los materiales bioactivos semiconductores como soportes para crecimiento óseo y neuronal; materiales integrados en Células de Combustible de Óxidos Sólidos para producción de energía limpia 100 por ciento; sensores de gases para narices electrónicas; piezoeléctricos respetuosos del medio ambiente; procesos de control de nanoestructuras, entre otros.

Siendo España un país de cultura cerámica en el que el sector cerámico representa cerca del 1,5 por ciento del PIB nacional, el escenario es idóneo para que los esfuerzos científicos reviertan en la creación de empresas e implantación de materiales electrocerámicos y nanotecnología.