Un frente frío recorre desde mañana el extremo norte provocando lluvias en la zona y un descenso general de temperaturas

Lluvia, Mal Tiempo, Tormenta, Temporal En Cuenca
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2012 14:57:06 CET

MADRID/TOLEDO, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un frente frío recorrerá a partir de este sábado el extremo norte peninsular provocando lluvias débiles en la zona y un descenso de temperaturas generalizado, con la excepción del sureste peninsular, donde los termómetros pueden alcanzar los 40 grados.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Alejandro Lomas, ha explicado que este frente frío recorrerá Galicia, la zona del cantábrico, el alto Ebro y los Pirineos, donde podrían darse algunas tormentas. Esta situación remitirá el domingo por la tarde.

En el resto de la Península, los cielos permanecerán despejados, salvo en el norte de canarias donde podría haber alguna nube alta. Por otra parte, Lomas ha señalado que "el viento puede ser significativo" durante estos días. De hecho, Canarias permanecerá hasta el domingo en alerta amarilla (riesgo) por fuertes rachas de viento en la zona costera.

Las temperaturas mínimas caerán hasta los 7 grados centígrados en León y Vitoria, mientras que en las zonas más cercanas a la costa, como es el caso de Oviedo, los termómetros se situarán con 12 grados de mínima. En Madrid se esperan mínimas de 17 grados el domingo y las noches serán "frescas" hasta el lunes, según ha puntualizado el portavoz de la Aemet.

A partir del lunes empezarán a subir poco a poco las temperaturas, hasta alcanzar máximas de 40 grados en Andalucía occidental y Extremadura el jueves, y se instalará un anticiclón que afectará a toda la Península. Por ello, no se esperan precipitaciones, al menos hasta el viernes de la próxima semana.

Por otra parte, Lomas ha recordado que el balance hídrico se mantiene, a fecha de 10 de julio, con un déficit del 35 por ciento, ya que a estas alturas del año hidrológico (1 de octubre de 2010 a 30 de septiembre de 2011) ha llovido 365 litros por metro cuadrado, cuando el valor normal sería 567 litros por metro cuadrado, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).