La Fundación Caja Rural de Toledo aprueba su Plan de Actuación para 2011

Fundación Caja Rural
EP/CAJA RURAL
Actualizado 10/12/2010 17:44:25 CET

TOLEDO, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Patronato de la Fundación Caja Rural de Toledo, reunido este jueves en la sede central de la entidad financiera, aprobó su Plan de Actuación para el año 2011, que prevé unas ambiciosas líneas de actuación destinadas al sector agrario y cooperativo, colectivos de mujeres, jóvenes, estudiantes, personas con capacidades diferentes y Administraciones Públicas, para devolver a los ciudadanos parte de los beneficios generados por Caja Rural de Toledo.

La Fundación Caja Rural de Toledo ha elaborado un programa de actividades para 2011 muy acorde a la realidad socioeconómica de su ámbito de actuación, con el objetivo de transmitir la cultura, la educación, la protección del medio ambiente y la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) a su entorno más próximo, de la mano de otras entidades e instituciones públicas y privadas.

Las principales líneas de actuación se resumen en desarrollo tecnológico, publicaciones, charlas-coloquio, formación, educación, sector agrario, Cátedra de Estudios Cooperativos "Fundación Caja Rural de Toledo", colaboración con la Diputación de Toledo, integración social y laboral de personas con capacidades diferentes, promoción social y cultural, RSC, conciliación de la vida familiar y laboral y voluntariado.

La reunión congregó al presidente de la Fundación, Andrés Gómez Mora; su vicepresidenta primera, María Luisa Araújo, vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Comunidades y su vicepresidente segundo, el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, según ha informado la Fundación en nota de prensa.

También se dieron cita en la reunión el secretario de la Fundación, Gregorio Gómez (consejero de Caja Rural de Toledo y gerente de Oleotoledo); su vicesecretario, Jesús Pérez (consejero de Caja Rural de Toledo y gerente de la Unión de Cooperativas Agrarias Madrileñas y de la cooperativa Recespaña de Villarejo de Salvanés), y los vocales Juan Sánchez (deán de la Catedral de Toledo); Fernando Garrido (director general de Política Financiera y Tesorería de la Consejería de Economía y Hacienda); Rafael Martín Molero (director general de Caja Rural de Toledo); Víctor Manuel Martín López (director general adjunto de la entidad); Miguel Ángel Escalante (director de la División Comercial de Caja Rural de Toledo); Ignacio Naranjo (director de la División Administrativa y Financiera de la entidad) y Paloma Gómez (directora de la División de Recursos Humanos de Caja Rural de Toledo). Como invitado a la reunión asistió Félix López, letrado asesor de Caja Rural de Toledo.

ORDEN DEL DIA

El orden del día incluyó, entre otros puntos, un informe sobre las actividades llevadas a cabo desde la última sesión del Patronato, el análisis de los estados económico-financieros a fecha de 30 de noviembre de 2010 y el Plan de Actuación del ejercicio 2011, así como ceses y designaciones.

Al respecto, se admitió el cese de Valentín Molina como gerente de la Fundación para su dedicación plena a la actividad docente en la Universidad de Granada. Como nuevo gerente de la Fundación fue designado Javier Rodríguez, jefe de Protocolo y Comunicación de Caja Rural de Toledo, cargo que compatibilizará con su nueva responsabilidad.

Todos los patronos agradecieron el trabajo desarrollado por Molina al frente de la Fundación desde su creación en 2003 y su enorme esfuerzo, entrega y dedicación a esta entidad, a la que ha elevado a cotas muy destacadas de reconocimiento a nivel internacional.

En el punto de sugerencias y preguntas, Araújo aplaudió el hecho de pertenecer a la Fundación Caja Rural de Toledo y subrayó el valor añadido distinto a otras entidades financieras que Caja Rural de Toledo aporta a través de aquélla, promoviendo la inserción social y laboral de personas con capacidades diferentes, impulsando la formación de colectivos y apoyando el desarrollo sostenible.

También destacó la prestación de servicios financieros por parte de Caja Rural de Toledo en muchas pequeñas poblaciones del ámbito rural que de otra manera no tendrían la posibilidad de acceder a los mismos.

La Fundación Caja Rural de Toledo fue constituida el 14 de octubre de 2003 en Toledo y es el instrumento de acción social y cultural sin ánimo de lucro que, a través de sus continuas actividades, mejora la sociedad en la que Caja Rural de Toledo desarrolla su actividad como valor añadido de su acción financiera y su responsabilidad con los ciudadanos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies