El Gobierno de Castilla-La Mancha se opone a la propuesta del trasvase para regadío

Actualizado 04/10/2007 18:17:36 CET

TOLEDO, 4 Oct. (EURPOPA PRESS) -

El Gobierno de Castilla La Mancha se opone a la propuesta de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura de trasvasar 69 hectómetros cúbicos, de los cuales 31,4 estarían destinados a regadío.

El Ejecutivo regional argumentó en nota de prensa su oposición por la escasez de recursos hídricos en los embalses de cabecera del Tajo, ya que Entrepeñas y Buendía tienen almacenados 353 hectómetros cúbicos, una cifra que representa el 14% de su capacidad total. Estas reservas suponen casi 200 hectómetros cúbicos menos que las de los últimos cinco años, además de suponer el tercer año con menor nivel de la última década.

Otro motivo de este rechazo al trasvase es que "no está justificada la necesidad de agua para regadío ya que no está en peligro la supervivencia de los cultivos leñosos, que estaría asegurada con las últimas lluvias registradas en la cuenca media y baja del Segura", según manifestó el director general del Agua, Fernando Ortega, al término de esta reunión.

Respecto a los 37,6 hectómetros cúbicos destinados a consumo humano, el Gobierno regional, como es habitual, consideró necesario que se haga un seguimiento estricto de que se destina a los usos para los que se transfiere el agua. No obstante, para el Gobierno de Castilla La Mancha, es importante insistir en la necesidad y urgencia de acometer las infraestructuras (desalinizadoras) que aseguren fuentes alternativas de agua con suficiente garantía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies