El Gobierno central aprueba una subvención de 15 millones de euros para el Plan de Empleo de Castilla-La Mancha

Actualizado 20/04/2007 17:01:26 CET

TOLEDO, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros ha autorizado hoy la concesión de una subvención de 15 millones de euros a la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha para el desarrollo del primer Plan Integral de Empleo en esa autonomía, con cargo a los presupuestos del Servicio Público de Empleo Estatal.

Esta cantidad se destinará, conjuntamente con la que aporte la Comunidad Autónoma, a la financiación de acciones y medidas de fomento de empleo, dentro de las denominadas políticas activas de empleo, que se describan en el Convenio de Colaboración que suscribirán el Servicio Público de Empleo Estatal y la Junta de Comunidades.

Los Planes Integrales de Empleo son un instrumento creado entre la Administración General del Estado y la de determinadas Comunidades Autónomas para mejorar la actividad y la ocupación en los mercados de trabajo de las mismas y reducir los desfases que las separen de la media española, a través de determinadas acciones y medidas de fomento de empleo. En la actualidad existen Planes Integrales en Canarias, Extremadura, Galicia y Castilla- La Mancha, además del programa Jaén XXI.

El Plan Integral de Castilla-La Mancha, que se plasmará en un Convenio de Colaboración actualmente en fase de tramitación, estará vigente desde enero del presente año hasta el 31 de diciembre de 2010. Su finalidad es contribuir al pleno empleo sostenible en la Comunidad.

OBJETIVOS

Entre sus objetivos se encuentra aumentar las tasas de ocupación de las mujeres activas, para lo que se posibilitará el acceso a recursos de apoyo de la mujer que lo necesite para su incorporación a un puesto de trabajo; o facilitar la movilidad laboral de los trabajadores residentes en la comunidad autónoma, de manera que puedan acceder, en igualdad de condiciones, a todos los puestos de trabajo generados en Castilla-La Mancha.

También busca orientar a los desocupados de los sectores más sensibles a los ciclos económicos hacia nuevos yacimientos de empleo: servicios de proximidad; nuevas tecnologías, especialmente las de la información y comunicaciones; servicios vinculados con el ocio y los relacionados con el patrimonio cultural y natural. Otros objetivos del Plan son mejorar la calidad del empleo, mediante el fomento de la contratación indefinida y el aumento del peso del empleo estable en el conjunto de la población asalariada y la disminución de la siniestralidad laboral; y contribuir al impulso de la Formación Profesional, especialmente en los ciclos de grado superior, y el fomento de las prácticas de Formación Profesional en los centros de trabajo.

Por último, este proyecto pretende facilitar oportunidades de empleo a quienes deseen incorporarse al mercado de trabajo; promover la integración laboral de los colectivos en exclusión y los de difícil inserción, en colaboración con entidades sin ánimo de lucro; contribuir a modificar la estructura empresarial de la Comunidad mediante acciones dirigidas a los nuevos emprendedores; y promover el autoempleo, en particular de las mujeres.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies