El Gobierno de C-LM afirma que "va a empujar" para que el Pacto Nacional del Agua se empiece a materializar

Publicado 23/03/2018 14:26:01CET

TOLEDO, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha asegurado este viernes que el Pacto Nacional del Agua "se tiene que empezar a materializar", por ello, ha afirmado que Castilla-La Mancha "va a empujar", ya que, a su juicio, no se puede "estar hablando mucho tiempo y no definir nada".

Así se ha referido el consejero en declaraciones a los medios antes de la reunión con las diferentes comunidades de regantes de la región para impulsar una Federación en Castilla-La Mancha, donde ha añadido que se llevan "cuatro años de sequía", llegando a un marzo "muy lluvioso sin haber hecho los deberes" y ha lamentado que la primera medida "sin haber planificado nada" sea aprobar un trasvase, supone "una mala forma de empezar".

Martínez Arroyo ha pedido que haya un "análisis real del agua que hay en los acuíferos, ver la disponibilidad de agua superficial en las cuencas, para saber de qué forma se va a utilizar y cómo se va a planificar la obtención de otros recursos como el agua del mar a través de las desaladoras".

El titular de Agricultura de la región ha exigido que los intereses de la cuenca cedente de agua "estén por delante de la receptora" en caso de que haya movimiento de agua. Es por ello que ha dicho esperar que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente "rectifique" y pare el trasvase, ya que se trata, en su opinión, "de una decisión política", para que así se tengan en cuenta "los intereses del conjunto de los ciudadanos".

LA SITUACIÓN DEL TAJO "NO IMPIDE PONER RECURSO"

A preguntas de los medios, el consejero ha dicho que la normativa permite iniciar trasvases con más de 400 hectómetros cúbicos en la cabecera del río Tajo, una cuestión "que no impide poner un recurso". "Este Gobierno ha recurrido todos los trasvases, tanto los que se han hecho incumpliendo manifiestamente y los que se han hecho en teoría cumpliendo la legalidad", ha aseverado.

"No parece moralmente aceptable que cuando los embalses de la cabecera del Tajo superan los 400 hectómetros, lo primero que se nos ocurra como medida urgente en España sea llevar el agua al Levante para que rieguen los agricultores de allí", ha lamentado, al tiempo que ha añadido que no es "razonable" que los agricultores de la región "tengan que restringir el uso del agua sin que haya un mecanismo para resolver su problema".

FEDERACIÓN DE REGANTES

De otro lado, Martínez Arroyo ha destacado que la reunión se enmarca en el objetivo del Gobierno de Castilla-La Mancha de "buscar una posición común en la región en defensa de los intereses en materia de agua", impulsando de esta forma una Federación donde deben estar las 168 comunidades de regantes de Castilla-La Mancha.

Desde el Gobierno regional, ha dicho que se quiere tender la mano "como siempre" a todos los territorios desde la "mayor de las solidaridades" pero siempre poniendo por delante "los intereses de los ciudadanos de Castilla-La Mancha", ha añadido el consejero.

Por su parte, el presidente de la Junta Central de Regantes de La Mancha Oriental, Herminio Molina, ha afirmado que estas medidas "son importantes", al tiempo que ha destacado que tienen que "estar todos juntos con el Gobierno regional en iniciativas como estas", ya que son las problemáticas entre unas cuencas y otras "son distintas".

El presidente de la Plataforma de Regantes de la Cabecera del Segura, Guillermo Sánchez, ha dicho que "cada una de las comarcas tiene sus peculiaridades", es por eso que ha pedido "incentivar estas reuniones para llegar a consensos" y así "ofrecer una voz única dentro de una federación".