El Gobierno de C-LM invierte 30,8 millones para mejorar la formación de casi 26.000 trabajadores

 

El Gobierno de C-LM invierte 30,8 millones para mejorar la formación de casi 26.000 trabajadores

Actualizado 20/07/2009 17:47:52 CET

El objetivo es mejorar la competitividad de las empresas y recualificar desempleados para que estén mejor preparados

TOLEDO, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Trabajo y Empleo, María Luz Rodríguez, dio a conocer hoy en Toledo la resolución de las convocatorias de las Modalidades I, II y III de formación para el empleo, en las que "el Gobierno de José María Barreda invertirá en este gran paquete de formación 30,8 millones de euros a través de 1.700 acciones formativas que beneficiarán casi 26.000 trabajadores".

Estos trabajadores se unen a los 56.000 que ya están mejorando su formación profesional a través de las actuaciones puestas en marcha desde la aplicación del Plan por el Crecimiento, la Consolidación y la Calidad en el Empleo, y que han supuesto una inversión de más de 100 millones de euros.

Según informó la Junta en un comunicado, a través de la Modalidad I, dirigida prioritariamente a trabajadores ocupados, a la que también podrá acceder un 40 por ciento de desempleados, se llevarán a cabo 1.000 acciones formativas que llegarán a cerca de 15.000 trabajadores, con una inversión de 17,2 millones de euros.

Rodríguez explicó que, mediante esta modalidad de formación para el empleo, se pretende "la mejora de la formación del trabajador a lo largo de su vida laboral, redundando así en beneficio de la empresa, ya que una empresa con trabajadores mejor formados es más productiva y más competitiva".

En este sentido, apuntó que las acciones formativas serán desarrolladas en las cinco provincias por los agentes sociales, y en 21 familias profesionales, "muchas de ellas dirigidas al cambio productivo que queremos en Castilla-La Mancha", como las nuevas tecnologías, los servicios a la comunidad, seguridad y medio ambiente, administración y gestión de empresas o sanidad.

En septiembre se resolverá la segunda parte de esta modalidad de formación, que estará dirigida a autónomos y trabajadores de economía social con una inversión de 3,6 millones de euros.

DIFÍCIL ACCESO AL EMPLEO

En el caso de la Modalidad II, que busca, de forma prioritaria, mejorar la formación de trabajadores desempleados para que estén mejor preparados para regresar a un puesto de trabajo, se han aprobado 256 acciones formativas para más de 3.800 trabajadores a las que se destinarán 10,1 millones de euros.

Tienen prioridad las mujeres, los trabajadores desempleados mayores de 45 años, personas con discapacidad y mujeres víctimas de violencia de género, y, según indicó María Luz Rodríguez, "en esta ocasión también serán prioritarios los jóvenes desempleados que hayan abandonado prematuramente el sistema educativo y los parados de larga duración".

Del mismo modo, podrán acceder a esta formación trabajadores ocupados de pymes y empresas de sectores especialmente afectados por la crisis.

Asimismo, la consejera apuntó que el 45 por ciento de estas acciones conllevarán la obtención de un certificado de profesionalidad, y el 48 por ciento incluirán prácticas en empresas. También destacó que hay un conjunto de acciones formativas con compromiso de contratación para 300 trabajadores y una inversión de 600.000 euros.

En esta modalidad, la formación la impartirán los centros colaboradores del Servicio Público de Empleo de Castilla-La Mancha (SEPECAM), Ayuntamientos y entidades sin ánimos de lucro, y también lo harán en 21 familias profesionales como el sector de dependencia, las nuevas tecnologías energía y agua, administración y gestión de empresas, transporte y mantenimiento de vehículos y sanidad.

DIFÍCIL ACCESO AL MERCADO DE TRABAJO

Por último, se han aprobado, dentro de la Modalidad III, 429 acciones formativas que beneficiarán a más de 7.100 trabajadores pertenecientes a colectivos que tienen mayores dificultades de acceso al mercado de trabajo. La inversión en este caso será de 3,5 millones de euros.

Una formación que pretende mejorar la formación de trabajadores procedentes de sectores en crisis, personas con discapacidad, inmigrantes, con especial hincapié en las mujeres, minorías étnicas, drogodependientes, ex reclusos, colectivos en riesgo de exclusión social, además de acercar la formación a municipios menores de 5.000 habitantes.

Con esta modalidad, que será impartida por entidades sin ánimo de lucro, asociaciones, empresas, las Diputaciones de Toledo y Guadalajara, Ayuntamientos y Mancomunidades, "no sólo mejoramos la formación de estos trabajadores, sino que también avanzamos en igualdad de oportunidades y cohesión social", aseguró Rodríguez.

Finalmente, la titular de Trabajo y Empleo reiteró que "la formación de los trabajadores es un objetivo central del Gobierno de Castilla-La Mancha para transitar hacia ese nuevo modelo más estable y productivo, con empresas más competitivas y que, necesariamente, pasa por tener trabajadores más y mejor formados".

También valoró positivamente la aprobación por el Gobierno de España de del Decreto de acreditaciones profesionales ya que "fortalecerá los resultados de la formación para el empleo e iniciará un camino en el que ya teníamos alguna experiencia comenzada en Castilla-La Mancha".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies