El Hospital General Universitario de Ciudad Real realiza por primera vez una tumorectomía renal laparoscópica

Tumorrrr
SESCAM
Actualizado 05/12/2011 11:45:37 CET

CIUDAD REAL, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El servicio de Urología del Hospital General Universitario de Ciudad Real ha realizado por primera vez una tumorectomía renal por vía laparoscópica, una técnica poco invasiva que consiste en extirpar un tumor renal conservando el riñón afectado por la tumoración.

La intervención ha sido realizada por el doctor Manuel Pérez-Utrilla, asistido por el doctor Ginés Laguna y el doctor Tomás Casanueva, que ya poseen una amplia experiencia previa en cirugía laparoscópica, según ha informado el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) en nota de prensa.

Hasta ahora, la forma de abordar el tumor se realizaba a través de una nefrectomía radical que consistía en la extirpación completa del riñón junto con la glándula suprarrenal y el tejido adiposo que rodea los riñones; sin embargo, el abordaje laparoscópico se realiza a través de pequeñas incisiones en el abdomen, por las que se introduce el instrumental con el que se llevará a cabo la intervención.

A través de la cirugía laparoscópica se procede a extirpar la zona dañada del riñón, pero evitando una amplia incisión quirúrgica, sin abrir la cavidad peritoneal ni el retroperitoneo. Así se accede a la zona afectada, disecando el órgano lo mínimo imprescindible a través de unas pinzas que permiten tensar y destensar la zona renal y teniendo localizado el uréter, se accede al riñón para proceder a la extirpación de la zona afectado por el tumor.

A la ventaja de conservar la función del riñón afectado, se añade el evitar una amplia incisión, minimizando el sangrado, el dolor y las complicaciones posoperatorias, y consiguiendo reducir la estancia hospitalaria del paciente.

De este modo, la tumorectomía renal por vía laparoscópica se convierte en una intervención segura pero de gran complejidad técnica, con buenos resultados oncológicos y funcionales.