El Hospital de Manzanares (Ciudad Real) pone en marcha una unidad especializada de tratamiento del tabaquismo

Actualizado 30/05/2010 21:33:28 CET

CIUDAD REAL, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Virgen de Altagracia de Manzanares (Ciudad Real) ha incrementado la cartera de servicios del Área de Neumología con la puesta en marcha de una Unidad Especializada de Tratamiento del Tabaquismo, según informó la Junta en nota de prensa.

Esta nueva consulta, que funciona todos los miércoles por la mañana y está atendida por un neumólogo y una enfermera, tiene como finalidad diagnosticar el tabaquismo y ofrecer a los usuarios un tratamiento de acuerdo a cada caso en particular y en consenso con el paciente.

Los usuarios que serán atendidos en la Unidad Especializada de Tratamiento del Tabaquismo del Hospital de Manzanares serán derivados desde la consulta de su Centro de Salud. Generalmente, serán fumadores con recaídas, fumadores con enfermedades de alto riesgo cómo arritmias, hipertensión arterial no controlada, con patologías psiquiátricas asociadas, mujeres fumadoras embarazadas o en periodo de lactancia.

Nada más llegar a la Unidad Especializada de Tratamiento del Tabaquismo, el paciente se someterá a un test de motivación y a un test de adicción/dependencia, que permitirán al profesional que lo atiende hacer una valoración sobre su índice de dependencia y motivación. Asimismo, para completar el diagnóstico, se le practica un examen físico y se recopilan los antecedentes personales y medicación previa usada por el paciente.

Otra de las pruebas que serán utilizadas dentro de la citada Unidad será la cooximetría, destinada a medir la cantidad de monóxido de carbono en el aire espirado por el fumador y que además suele utilizarse como método de motivación para los pacientes, quienes comprueban en cada consulta como va disminuyendo la cantidad de CO una vez que abandonan el tabaco.

La Unidad Especializada de Tratamiento del Tabaquismo del Virgen de Altagracia realizará un seguimiento individual y semanal durante el primer mes. Posteriormente, su cita se espaciará hasta completar las 10 entrevistas al año que engloba su protocolo.

Durante ese tiempo, para conseguir que el paciente abandone este hábito tan nocivo, se utilizará tratamiento farmacológico y/o psicoconductual, este último, basado en motivaciones y charlas con el especialista.

Una vez que la persona abandona este hábito nocivo, se consiguen disminuir los factores de riesgo que producen las enfermedades asociadas al consumo de tabaco, tanto para el paciente como las personas que conviven con él, gracias a que su entorno ahora estará libre de humo.

Las patologías asociadas al tabaco son en primer lugar los accidentes cerebrovasculares y/o cardiocirculatorios (infartos agudos de miocardio) y el cáncer, especialmente los de pulmón, laringe y boca.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies