El incendio de esta madrugada en una finca de Ciudad Real obliga a movilizar a todos los bomberos de servicio

Actualizado 22/09/2015 13:51:25 CET

CIUDAD REAL, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El incendio que esta pasada madrugada se declaraba en un "almacén" situado entre varias parcelas de la carretera N-401, a las afueras de Ciudad Real frente a la antigua fábrica Azucarera, ha obligado a movilizar a todos los efectivos que estaban de servicio en el parque de bomberos de la capital, que han tardado más de siete horas en apagarlo.

Según han informado a Europa Press fuentes de Emergencia Ciudad Real, la "carga de fuego" que podía llegar a alcanzar el material acumulado hizo que los primeros efectivos que llegaron pidieran refuerzos, lo que ha obligado, a su vez, a reforzar el parque de la capital con personal que no estaba de turno en esos momentos.

Esta movilización ha sido necesaria también con el objetivo de evitar que el fuego se expandiera y quemara el pasto de los alrededores de la finca y pudiera alcanzar un grupo de chalés situado no muy lejos del lugar afectado.

En ese lugar, se encontraban almacenados una gran cantidad de palés de madera, bidones, trapos, papel y otros materiales de fácil combustión. Asimismo, en un porche cercano, había un grupo electrógeno y depósitos, que también fueron alcanzados por el fuego.

En la extinción, que finalizó pasada las 11.00 horas, han participado cuatro vehículos de bomberos y otros dos vehículos auxiliares, con un total de 10 efectivos.

Uno de los bomberos que ha participado en las labores de extinción ha resultado herido y ha tenido que ser atendido por los sanitarios movilizados desde el Servicio de Atención de Urgencias 112 de Castilla-La Mancha, al presentar una quemadura leve en un brazo y deshidratación. Este hombre de 52 años de edad no ha tenido que ser ingresado en el hospital.