Un informe del SEPRONA achaca la espuma del Tajo a las intensas lluvias aunque no descarta algún vertido urbano

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Un informe del SEPRONA achaca la espuma del Tajo a las intensas lluvias aunque no descarta algún vertido urbano

Río Tajo espuma
EUROPA PRESS/AY TOLEDO
Publicado 18/10/2016 21:29:35CET

TOLEDO, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Toledo ha elaborado un informe en el que concluye que la espuma aparecida en el río Tajo a su paso por la ciudad ha podido ser ocasionada por las abundantes lluvias de los días 12 y 13 de octubre.

En las conclusiones de este informe, recogidas por Europa Press, el SEPRONA argumenta que estas "intensas" lluvias provocaron un "aumento brusco" del caudal del río, lo que ocasionó "un arrastre de materias depositadas en la propia cuenca fluvial".

A este extremo hay que sumar "la no turbinación de la subestación eléctrica de Safont y el paso del agua por los saltos habituales del río", lo que según el informe provocó "una fuerza no habitual de la corriente y el batimiento de las aguas, que con la ayuda de la bajada de temperatura de ésta ha derivado en la formación de las citadas espumas".

Continúa el texto del SEPRONA indicando que "no hay que descartar que todo ello pueda haber sido ayudado por la aportación de algún vertido urbano, hecho que actualmente se está investigando", también por los Servicios de Vertidos de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT).

El SEPRONA detalla que se encargó este informe después de que el pasado día 15 numerosas llamadas alertaran de la aparición de espuma, ante lo que se personaron los agentes acompañados de guardas fluviales de la CHT.

Un equipo del Equipo de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) se desplazó aguas abajo del Puente de Alcántara, donde se apreciaba la espuma en un tramo de 200 metros.

Tras la detección, se realizó una inspección en esa zona y en otra más arriba por si pudiera deberse a un vertido, pero el resultado dio negativo, "salvo en la zona del arroyo Aserradero, donde se comprueba que sigue existiendo vertido de aguas fecales sin depurar".

Los datos que entonces ofrecía la estación medidora de la calidad del agua situada a 500 metros aguas arriba de donde se observaba la concentración de espuma no aportaban parámetros de contaminación, según el SEPRONA.

Ya el día 17, continúa el informe, es el jefe del Área de Calidad de las Aguas de la CHT quien comunica al SEPRONA que no se puede descartar que la espuma haya podido ser originada por algún vertido, tras lo que se procede a inspeccionar todos los tramos del río Tajo dentro del término municipal "no observando la existencia de espumas ni de ningún otro vestigio que indiquen algún tipo de vertido".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies