IU C-LM dice que el PSOE regional miente al afirmar que la reforma fiscal del Gobierno central beneficia a rentas bajas

Actualizado 02/02/2006 13:53:21 CET

TOLEDO, 2 Feb. (EUROPA PRESS)

La coordinadora provincial de IU Toledo y miembro de la Ejecutiva regional de IU, Sonsoles Arnau, señaló hoy que "resulta bochornoso oír al responsable de economía del PSOE de Castilla-La Mancha, Antonio Guijarro, afirmar que la reforma fiscal del Gobierno central va a favorecer especialmente a las rentas bajas y medias, pequeños ahorradores y asalariados".

Aranau explicó en rueda de prensa que esta reforma vuelve a beneficiar a las rentas más altas y a los grandes capitales e insistió en que son "regresivas y antisociales".

En este sentido, la coordinadora provincial afirmó que el anteproyecto de Ley del IRPF y de modificación parcial del Impuesto de Sociedades cuenta con la absoluta oposición de IU porque es continuista de la política fiscal del PP.

En su opinión, acentúa la regresividad y prima la recaudación indirecta, "los que pagamos por igual todos los ciudadanos, independientemente de nuestra renta", sobre la directa.

Sonsoles Arnau aseguró que el anteproyecto no soluciona los problemas existentes, como los de equidad, y, además, va a tener un coste, "una detracción de impuestos al Estado de 4.000 millones de euros".

La responsable de IU alegó que la reforma no tiene justificación alguna porque "hay una grave situación" con los fondos estructurales y de cohesión ya que España que ha perdido más de 30 millones de euros en fondos comunitarios, afectando a Castilla-La Mancha, "una región receptora importante puesto que cerca del 20 por ciento del presupuesto depende de fondos europeos".

Tampoco se entiende el anteproyecto desde el marco de la negociación del nuevo modelo de financiación territorial que "va a aumentar la cesión del porcentaje de impuestos a las comunidades, lo que detrae impuestos a la Administración Central".

LEY DE DEPENDENCIA.

Sonsoles Arnau explicó que la política fiscal que quiere emprender el Gobierno de la nación no beneficia al déficit social ni a la futura Ley de Dependencia, además de "comprometer su agenda social".

Sin embargo, la coordinadora provincial de IU se mostró satisfecha con la ley, resaltando que los recursos con los que arrancará, 200 millones de euros, son fruto de una enmienda de su partido.

Indicó que se trata de un proyecto que tiene que consolidarse "porque en nuestro país la atención a la dependencia es insuficiente, está escasamente desarrollada y con muchas desigualdades territoriales".

En este sentido recomendó al Gobierno regional la elaboración de "un plan de necesidades y programas para desarrollar de manera integral la atención a la dependencia", concretando los servicios y prestaciones para que a la hora de implantar la ley "estemos lo más preparados posibles".

Además aseguró que IU va a trabajar para que la futura ley y todos sus aspectos establezcan "el caracter público y universal del sistema de atención a la dependencia, que se recoja la equidad de las prestaciones y servicios en todos los territorios del Estado, asegurándose una financiación suficiente".

Por último, insistió que su grupo político quiere limitar al máximo el porcentaje de pago de los usuarios, porque "no estamos de acuerdo con la fórmula del copago de este sistema".