La Junta asegura que está garantizado el suministro de agua en C-LM y destaca el trabajo para que lo esté en el futuro

Actualizado 25/01/2006 15:20:11 CET

TOLEDO, 25 Ene. (EUROPA PRESS)

El vicepresidente segundo y portavoz del Gobierno regional, Emiliano García-Page, confirmó que "hoy por hoy" está garantizado el suministro de agua para Castilla-La Mancha e insistió en que se trabaja en el desarrollo de las infraestructuras para garantizar la demanda actual y también la futura, "muy creciente" en la región.

Así lo indicó García-Page a preguntas de los medios en rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno, donde indicó que "está viniendo mucha gente a vivir a Castilla-La Mancha" y se crece en población por encima de la media, por lo que las necesidades son crecientes, y por eso, aunque no hay preocupación, si hay "alerta" porque si la sequía "sigue tal como se está avecinando" habrá que hacer "entre todos un mayor esfuerzo".

El año 2006 será importante en materia de agua, en lo político y en lo técnico, destacó, porque se afrontará una situación de sequía que según los pronósticos es severa, y además, el debate político en torno a los estatutos exigirá "de la unidad de todos", insistiendo en que el Gobierno regional reclamará el "cierre de filas" en torno al problema del agua porque "nos jugamos mucho".

Además, en este año en curso se planteará la creación del Consejo Regional del Agua que anunció y comprometió el presidente regional, José María Barreda en el Debate del Estado de la Región, y se ahondará en dar "un giro de 180 grados" en la política de cogestión del agua, congratulándose en que la propia ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona ya haya introducido el concepto de "cogestión de las cuencas hidrográficas" porque este es "el buen camino", concluyó.

AGUA A LAS TABLAS DE DAIMIEL

Por último, y sobre el planteamiento de derivar agua a las Tablas de Daimiel, García-Page dijo que "básicamente" no se habla de una decisión de tipo político sino técnico ya que lo que tiene que hacerse es "lo que recomienden los técnicos". En términos políticos no hay discusión, recalcó, y mucho menos rechazo por parte del Ministerio de Medio Ambiente, sino, confirmó, una "disposición favorable".