Junta convoca ayudas para paliar los daños producidos por aves necrófagas al ganado doméstico

Buitre negro, ave, pájaro
JUAN BÉCARES - Archivo
Actualizado 16/03/2018 10:31:17 CET

TOLEDO, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Política Forestal y Espacios Naturales ha convocado las ayudas en régimen de mínimis para paliar los daños producidos en Castilla-La Mancha por aves necrófagas al ganado doméstico para este 2018, que están dotadas con 25.000 euros. La finalidad de las ayudas es la conciliación de la presencia de las aves necrófagas con los usos ganaderos de la región, en especial con la ganadería extensiva.

Así consta en la Resolución de dicha Dirección General que publica este viernes el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y recoge Europa Press, en la que se indica que se podrán beneficiar de estas ayudas los ganaderos o titulares de explotaciones ganaderas que sean personas físicas, jurídicas u otras entidades sin personalidad jurídica.

El importe de las ayudas por cada ataque tendrá como límite máximo 1.500 euros para ganado caprino y ovino y 2.000 euros para vacuno. El plazo para solicitar las ayudas será de dos meses a partir de la fecha del ataque, registrada en el acta de visita de los agentes medioambientales.

Se subvencionarán los daños ocasionados por ataques de aves necrófagas a explotaciones ganaderas que mantengan ganado en régimen extensivo en Castilla-La Mancha producidos durante la anualidad 2017 y 2018 siempre que se comuniquen; que se compruebe fehacientemente la participación de las aves Necrófagas y que, como consecuencia del ataque, se hata producido la muerte de animales, les ha originado daños que obligan a su posterior sacrificio o se haya ocasionado una depreciación importante de los mismos.

No serán subvencionables los daños, cuando habiéndose producido un ataque dentro de los límites de un monte incluido en el Catálogo de Monte de Utilidad Pública y/o propiedad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, no resulte acreditado que el ganado objeto del siniestro contaba con la preceptiva autorización para pastorear en el mismo o los ataques que tengan lugar en naves cerradas, así como en las que se constate una clara negligencia o actuación fraudulenta en la protección de los animales contra los ataques de las mismas.