La Junta desactiva el METEOCAM tras registrarse 30 incidentes por viento en CLM

Viento, frío, aire, temporal, borrasca, ciclogénesis
GETTY IMAGES / JACK TAYLOR - Archivo
Actualizado 15/03/2018 15:49:50 CET

TOLEDO, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, ha procedido, a las 9.00 horas de hoy, a la desactivación del Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM), que se encontraba en fase de alerta en toda la Comunidad Autónoma debido a los fuertes vientos que atravesaron la región en las últimas horas.

La desactivación del METEOCAM se ha producido tras la desaparición de los avisos naranjas y amarillos declarados por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), así como por la normalización de la situación y por el escaso número de incidentes ocurridos en la Comunidad Autónoma, según ha informado en nota de prensa el Gobierno regional.

De hecho, durante las 22 horas de activación del METEOCAM, tan solo se han registrado en el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias (SACUE) 1-1-2 de Castilla-La Mancha 30 incidencias por viento.

La provincia más afectada por las fuertes rachas de viento y lluvia que cruzaron Castilla-La Mancha durante las últimas horas fue Toledo, donde se registraron un total de 15 incidentes en localidades como Burguillos de Toledo, Villafranca de los Caballeros, Puerto de San Vicente, Almorox o San Martín de Montalbán, entre otros.

La segunda zona con mayor número de sucesos por viento fue Guadalajara, con un total de ocho, en localidades como Uceda, Yebra, Brihuega o La Miñosa; tras esta, Ciudad Real fue la tercera provincia con un total de cinco incidentes, en lugares como Miguelturra o Valdepeñas; por último, en Cuenca se registraron dos incidencias en Villares del Saz y Cervera del Llano. Por su parte, desde la provincia de Albacete no se comunicó al 1-1-2 ningún tipo de evento de este tipo.

La mayor parte de estas incidencias fueron producidas por la caída de árboles y ramas en calles y carreteras, así como por pequeños desprendimientos y obstáculos en la calzada y vías públicas, principalmente de mobiliario urbano desplazado por el viento como contenedores de basuras o papeleras. No se han registrado daños personales.

El Plan Específico por Fenómenos Meteorológicos Adversos fue activado a las 11.00 horas de este miércoles, 14 de marzo, ante los avisos decretados por la AEMET, que preveían fuertes rachas de viento, de hasta 100 kilómetros por hora, en las comarcas toledanas de la Sierra de San Vicente y los Montes de Toledo; las guadalajareñas de la Serranía y las Parameras de Molina de Aragón; así como en las comarcas de Alcaraz y Segura en la provincia de Albacete. Todos los avisos en estas zonas eran de nivel naranja, mientras que en el resto de la región el nivel de la alerta era amarillo, también por fuertes vientos.