Junta dice que los residuos de amianto del polígono de Toledo son inertes y que no tiene responsabilidad

El consejero en una foto de archivo
ESTHER PASTOR//JCCM
Actualizado 18/11/2010 20:42:04 CET

TOLEDO, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura y Medio Ambiente, José Luis Martínez Guijarro, ha defendido que los residuos de amianto que hay en una parcela del Polígono Industrial de Toledo "son inertes", porque el amianto no está en el aire y está libre de cualquier partícula, y ha asegurado que el Gobierno regional no tiene "ninguna responsabilidad" en la retirada de las mismas, sino que corresponde al dueño de la parcela. "Y así se lo hemos dicho tanto el Gobierno regional como el Ayuntamiento de Toledo", ha aclarado.

Así ha respondido en sede parlamentaria el responsable regional de Medio Ambiente a la pregunta oral formulada por el parlamentario 'popular' José María Bris, que ha instado al Gobierno a explicar qué medidas va a aplicar "ante el grave problema de acumulación de amianto en el toledano barrio de Santa María de Benquerencia", pues a modo de ver del partido de la oposición "no se ha hecho mucho".

El consejero de Agricultura y Medio Ambiente ha explicado que llevan muchos años tomando esas medidas, porque el problema surgió en el año 2002, momento desde el que el Gobierno regional, en colaboración con el Ayuntamiento de Toledo, "viene haciendo una vigilancia activa de esa sustancia en una parcela del Polígono".

"Por cierto, desde el año 2002 han gobernado en el Ayuntamiento de Toledo y lo podrían haber retirado si tanto interés tenían en ello", ha respondido el consejero al parlamentario del PP, al tiempo que ha asegurado que el Ejecutivo estará "vigilante y en el momento que el propietario de los terrenos los retire habrá de adoptar unas medidas de seguridad".

"Si alguien tiene algún interés urbanístico en esa parcela, que resuelva el problema y después haremos la tramitación urbanística que tengamos que hacer en colaboración con el Ayuntamiento, si esta de acuerdo", ha añadido el consejero.

Por último, y tras asegurar que el Gobierno regional no puede ir eliminando todos los residuos que provocan las empresas, sino que son las empresas las responsables de hacerlo, ha matizado que en el caso de Ibertubo la responsabilidad de la empresa era quitarlos para que los trabajadores pudieran cobrar las liquidaciones. "La parcela no era de Ibertubo, sino de otro empresario que es el que tiene la responsabilidad de eliminarlo", ha finalizado.