La Junta proyecta la mejora de la CM-1101 a su paso por la intersección con la carretera a Baides (Guadalajara)

Calzada
EP/JCCM
Actualizado 29/02/2012 16:00:42 CET

GUADALAJARA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Marta García de la Calzada, ha analizado 'in situ' el proyecto redactado para la mejora de la carretera CM-1101, concretamente en el tramo que discurre entre la intersección con la A-2 en Almadrones, y hasta la intersección con la CM-1101 en Sigüenza, ambos municipios de la provincia de Guadalajara.

García ha trasladado al alcalde de Baides y varios regidores municipales de la comarca el interés del Gobierno regional en "mejorar la seguridad vial en Castilla-La Mancha". En este sentido, ha asegurado que "es una prioridad de la Consejería de Fomento evitar los puntos negros de nuestras carreteras", ha informado la Junta en nota de prensa.

Para lograr este objetivo, la consejera de Fomento ha asegurado que "vamos a invertir en pequeñas actuaciones que beneficien a los ciudadanos", citando como ejemplo el "rediseño de la curva tan peligrosa de entrada a Baides", donde se han producido un importante número de accidentes en los últimos años.

El tramo objeto de este proyecto, que va a ser licitado en breve y ejecutado en el presente año, registra un tráfico con una Intensidad Media Diaria (IMD) de 3.502 vehículos al día, un porcentaje de vehículos pesados del ocho por ciento, y presenta una elevada peligrosidad, habiéndose detectado un elevado número de accidentes.

El proyecto contempla la mejora de la seguridad vial en la calzada de la CM-1101, con la previsión de dos mejoras de trazado, que consisten en la reforma de la intersección con la carretera GU-149 a Baides, en el punto kilométrico 10, y en la rectificación de la curva situada en el punto kilométrico 11 de su trazado, con una inversión de 400.000 euros para 2012.

En la actualidad, el punto kilométrico número diez, en el acceso al municipio de Baides, consiste en una intersección en forma de 'T' que resulta peligrosa para el tráfico, constatándose un elevado número de accidentes.

Esta intersección se encuentra entre dos curvas de radio reducido, y cuenta con mala visibilidad en ambos sentidos de circulación, lo que hace recomendable proceder a la modificación de su diseño, incorporando dos carriles adicionales centrales de espera para la mejora de la seguridad en los movimientos de giro a la izquierda.