Junta puntualiza que se pide "un mayor esfuerzo" en servicios sociales a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes

Actualizado 17/12/2013 22:30:32 CET

TOLEDO, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La directora general de Familia, Menores y Promoción Social del Gobierno de Castilla-La Mancha, Silvia Valmaña, ha asegurado que el Gobierno regional ha pedido "un mayor esfuerzo" en servicios sociales de atención primaria a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes y para el resto de consistorios sólo se han hecho "pequeños ajustes".

Valmaña ha hecho estas declaraciones a Europa Press después de que el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, haya denunciado que la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales ha enviado una misiva a los ayuntamientos de la región comunicándoles que reduce en un 25 por ciento su aportación al Plan Concertado de servicios sociales.

La directora general ha enmarcado en la normalidad las misivas a los ayuntamientos en esta época del año porque éstos deben conocer cuáles son las previsiones del Gobierno de cara al próximo ejercicio, y ha explicado que lo que se ha hecho ha sido ajustar la financiación de los convenios del Plan Concertado y que el "esfuerzo mayor" se ha pedido a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes.

El objetivo de esta medida es adaptar la realidad de la prestación de los servicios sociales a los cambios "inminentes" que se producirán con la reforma de la Administración Local, ha indicado Valmaña, quien ha recordado que los servicios sociales no son servicios propios de la Junta sino que son servicios municipales.

EL CASO DE TOLEDO

Ya centrándose en el caso de Toledo, la directora general ha explicado que la aportación de la Junta al Plan Concertado se ha reducido en algo menos de un 20 por ciento en el caso de los municipios de más de 20.000 habitantes y ha defendido que el Gobierno de María Dolores de Cospedal va a financiar en 2014 algo más de lo que le corresponde en distribución de competencias.

Valmaña argumenta esto porque, según la reforma de la Administración Local que está en vías de tramitación, el Ayuntamiento de Toledo tendría que destinar una aportación superior al 60 por ciento a servicios sociales mientras que en 2014 la Junta le está pidiendo que la financiación sea del 60 por ciento, ha recalcado.

De otro lado, la directora general ha señalado que no cree que el esfuerzo que se le está pidiendo al Ayuntamiento de Toledo, como a otros tantos de la región, tenga como consecuencia una reducción de la plantilla de los trabajadores que prestan estos servicios. Todo lo contrario, ha dicho, "las plantillas deben estar estabilizadas, salvo que el Ayuntamiento de Toledo nos diga otra cosa".

A su juicio, la necesidad de los trabajadores sociales que tienen los ayuntamientos no tiene que ver con quién los financia y ha puntualizado que el convenio que la Junta propone al Ayuntamiento de Toledo prevé la misma plantilla de trabajadores que en 2013.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies