La Junta trabaja con asociaciones agrarias y ecologistas para hacer compatible la actividad agraria en Red Natura 2000

Actualizado 18/06/2006 17:48:20 CET

TOLEDO, 18 Jun. (EUROPA PRESS)

El consejero de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, José Luis Martínez Guijarro, junto al director general del Medio Natural, José Ignacio Nicolás, mantuvieron esta semana una nueva reunión de trabajo con asociaciones agrarias, ecologistas y expertos de la Universidad y el Ministerio, para la elaboración del plan parcial de desarrollo de las actividades agrarias en la Red Natura 2000.

Martínez Guijarro explicó que "con estas reuniones queremos consensuar con los colectivos implicados la interrelación de todas las actividades agrarias con cada una de los hábitat o especies de los distintos espacios naturales de la región que forman parte de la Red Natura 2000, definiendo qué actividades son imprescindibles y cuales sufrirán limitaciones, para que ésta pueda mantenerse en un estado de conservación favorable".

La primera fase de este trabajo conjunto está consistiendo en elaborar la relación de hábitat y especies presentes en la Red Natura 2000 y analizar las repercusiones que cada uno de ellos puede tener en la actividad agraria, así como su cuantificación económica, informó la Junta.

El titular de Medio Ambiente y Desarrollo Rural indicó la importancia de conjugar ambas realidades, la agraria y la medioambiental, para hacerlas compatibles y hacer llegar a los titulares de las explotaciones agrarias las percepciones económicas que sean necesarias, especialmente de cara al nuevo periodo del reglamento europeo FEADER.

La Red Natura 2000 en Castilla-La Mancha está formada por 36 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y, una vez sean aprobados por la Unión Europea, 72 Lugares de Importancia Comunitaria (LIC). En total, cerca de 1,8 millones de hectáreas, lo que supone un 23 por ciento del territorio regional.

Junto a los responsables de la Consejería, en la reunión participaron distintos miembros de las asociaciones agrarias UPA, Asaja y COAG, de las organizaciones ecologistas Adena, Seo y Ecologistas en Acción, representantes del Museo de Ciencias Naturales de Madrid, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, así como expertos de la Universidad de Castilla-La Mancha y del Ministerio de Medio Ambiente.