Juzgan este miércoles al acusado de vender una licencia de taxi y no compartir el dinero con su exmujer

 

Juzgan este miércoles al acusado de vender una licencia de taxi y no compartir el dinero con su exmujer

Actualizado 27/11/2012 20:02:23 CET

ALBACETE, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Albacete tiene previsto celebrar este miércoles el juicio contra J.M.M.L. al que el Ministerio Público acusa de un delito de apropiación indebida por vender un taxi y su correspondiente licencia y no compartir el dinero con su exmujer, con la que se había casado en régimen de bienes gananciales.

El fiscal solicita para el acusado una pena de dos años y medio de prisión y una multa de 3.240 euros. Además pide que indemnice a su exmujer --E.C.S., con la que estaba casado desde 1989-- en la cantidad de 80.599 euros.

Según el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, con fecha 16 de diciembre de 1999, y a fin de que el acusado pudiera seguir dedicándose a la actividad de taxista, éste concertó junto con su esposa un préstamo con garantía hipotecaria con una caja de ahorros por importe de 78.131, en el que se establecía expresamente que la entidad bancaria accede a la concesión de un préstamo destinado a la adquisición de licencia para taxi y automóvil.

Como garantía de pago, se constituyó en el préstamo una hipoteca sobre dos fincas registrales, y de una de ellas era copropietaria E.C.S., estableciéndose que cada una de las fincas registrales queda respondiendo de 39.065 euros más intereses.

Una vez concedido el préstamo, según la versión del fiscal, el acusado adquirió el vehículo por un importe de 2,6 millones de pesetas, que pagó al titular del mismo el 20 de diciembre de 1999. Más tarde, el 14 de abril de 2000 adquirió la licencia municipal de taxi, por la cantidad de 11,2 millones de pesetas.

Con fecha 20 de junio de 2007, se dictó sentencia judicial de divorcio entre el acusado y su mujer, y se acordó el ejercicio conjunto de la patria potestad y que los hijos menores del matrimonio quedarían bajo la custodia de la madre, a la que se atribuía también el uso del domicilio familiar.

La misma sentencia obligaba al acusado a abonar 250 euros de pensión alimenticia a cada uno de los dos hijos, abonar la mitad de los gastos extraordinarios, una pensión compensatoria de 150 euros durante 6 años a favor de E.C.S. y la obligación del acusado de hacer frente a la mitad de la amortización de los préstamos que la pareja tenía.

Con fecha 20 de julio de 2007, una vez dictada la sentencia de divorcio y estando pendiente de disolución la sociedad ganancial, el Ministerio Público señala que el acusado vendió a quien tenía de conductor asalariado hasta ese momento la licencia municipal de taxi, por la que obtuvo una cantidad que no ha podido ser determinada pero, según tasación aportada, rondaría los 150.000 euros, cantidad que el acusado se apropió para sí, ya que negó haberla recibido y no la incorporó a la sociedad de gananciales.

Finalmente, con fecha 13 de agosto de 2007, el acusado vendió al mismo comprador el vehículo por 11.199 euros, quedándose el dinero para sí y no incorporando tampoco a la sociedad de gananciales dicha cantidad. Por todo ello, el fiscal considera que estos hechos son constitutivos de un delito de apropiación indebida.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies