Lamata afirma que la compra de agua para beber da la razón al Gobierno de Castilla-La Mancha

Actualizado 10/05/2006 23:36:50 CET

TOLEDO, 10 May. (EUROPA PRESS)

El vicepresidente primero, Fernando Lamata, afirmó hoy, en relación al preacuerdo entre regantes del Canal de las Aves, en Aranjuez (Madrid) y la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, que si la cuenca del Segura recurre a la compra de agua para beber, se constatan los argumentos del Gobierno de Castilla-La Mancha de que existe un riesgo real para el abastecimiento humano.

A preguntas de los periodistas, Lamata reiteró que esta compra de derechos de agua para beber da la razón al Ejecutivo regional y demuestra la necesidad de que hay que garantizar el agua para beber y no aprobar trasvases para regadíos, informó la Junta.

En este sentido, el vicepresidente primero del Gobierno regional subrayó que "desde Castilla-La Mancha estamos dispuestos a que llegue agua para beber al Levante pero entendemos que es inadecuado, imprudente y de alto riesgo un trasvase para regadío".

Asimismo, Lamata indicó que esta compra de derechos no debe servir de argumento a nadie para justificar luego un trasvase para riego de socorro, e indicó que este tipo de operaciones no gustan al Gobierno de Castilla-La Mancha. "La mejor manera sería hacer una reserva estratégica en la cabecera del Tajo", aseveró.

El vicepresidente primero reiteró que la situación de la cabecera del Tajo es "crítica" dado el periodo de sequía que sufrimos, con un riesgo cierto de que no pueda haber trasvases para beber después del verano, y volvió a reclamar prudencia y rigor a la hora de tomar decisiones al respecto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies