Las listas de espera se redujeron en 3.607 pacientes en 2005, con 2.258 personas acogidas a Ley de Garantías en dos años

 

Las listas de espera se redujeron en 3.607 pacientes en 2005, con 2.258 personas acogidas a Ley de Garantías en dos años

Actualizado 01/02/2006 14:28:16 CET

"No hay ninguna Comunidad que preste mejores garantías sanitarias, más derechos y tiempos más reducidos de espera", subraya García-Page

TOLEDO, 1 Feb. (EUROPA PRESS)

El vicepresidente segundo y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, aseguró hoy que las listas de espera para consultas de sanidad pública en la región se redujeron el año pasado en 3.607 pacientes, y detalló que un total de 2.258 personas se han acogido a la Ley de Garantías sanitarias, que fija los tiempos máximos de espera en la región, desde su entrada en vigor en 2003.

Así lo explicó en la rueda de prensa para explicar los acuerdos del Consejo de Gobierno celebrado ayer, en el que se aprobó un decreto por el que se ratifican para 2006 los tiempos máximos de respuesta y prestaciones garantizadas en la Atención Sanitaria Especializada en la región, que están establecidos por Ley. García-Page subrayó que esta norma es "única" en España, y que forma parte de una "autoimposición" que se hizo la Junta.

La aprobación de este decreto para 2006, que da continuidad en el presente año a la Ley de Garantías, ha servido, según el vicepresidente, para hacer un balance y renovar compromisos, partiendo de que Castilla-La Mancha "sigue yendo a la cabeza en cuanto a la garantía y prestación sanitaria".

"No hay una sola comunidad autónoma en España que apueste por la Sanidad y que exija tanto en las listas de espera como Castilla-La Mancha", insistió, refiriendo que tras la aprobación de esta Ley, tan solo Extremadura ha regulado unos niveles de garantía "parecidos" y otras autonomías los han tramitado "parcialmente".

TIEMPOS DE ESPERA.

García-Page señaló que en febrero de 2005 el Gobierno regional ya cumplía con el objetivo de reducción de listas de espera que se había marcado con más tiempo, y que por ello, ahora renueva ese compromiso para garantizar, durante este año, que los tiempos máximos de espera se mantengan en 90 días para cirugía programada, 15 días para primeras consultas y 7 días para pruebas diagnósticas.

Además, realizó un llamamiento a la opinión pública para que utilice esta Ley, que obliga a Castilla-La Mancha a cumplir con estos plazos, o en caso contrario, posibilita al paciente acudir a la sanidad privada por cuenta de la Administración regional. "El ciudadano debe reclamar sus derechos y exigir el cumplimiento de estos límites", resaltó.

Aportó asimismo algunas cifras de balance, como la reducción en 2005 de 3.607 pacientes en listas de espera en Castilla-La Mancha, siendo en la actualidad un total de 54.903 las personas en esta situación. También detalló que la Comunidad, desde que asumió las competencias en Sanidad, ha reducido en 103.000 personas las listas de espera, "lo que se puede decir en muy pocos sitios de España", avalado, dijo, por colectivos como las organizaciones de consumidores o la Sociedad Española de Neurología.

El vicepresidente segundo aseguró que a 31 de diciembre de 2005, se acogieron a la Ley autonómica de Garantías desde su entrada en vigor en 2003, un total de 2.258 pacientes, siendo además 32.000 las personas que han solicitado información de esta norma.

ESFUERZO DE INFORMACIÓN.

Por ello, adelantó que en 2006, Castilla-La Mancha hará un esfuerzo "extraordinario y masivo" de información para "que todo el mundo sepa que si no se cumplen los plazos de espera, pagamos en coste en la sanidad privada".

La cuantía de la aplicación al SESCAM de este circuito alternativo, concluyó sobre esta cuestión, ha sido de 677.000 euros. Matizó al respecto que aunque parezca un coste añadido, se compensa por lo que deja de costar a la sanidad pública el sobreesfuerzo para reducir las listas de espera, de manera que "estamos jugando en un equilibrio interesante y eficaz, combinando prestaciones de sanidad pública y privada".

Por otra parte, García-Page explicó también otros acuerdos de ayer, como la autorización a la Consejería de Sanidad de un gasto de 2.148.516 euros para las obras de construcción del Centro de Salud de Molina de Aragón (Guadalajara); o la aprobación del convenio de colaboración suscrito entre la Consejería de Sanidad y la Diputación Provincial de Toledo para realizar un programa de detección precoz del cáncer de mama en el área de salud de Toledo durante el año 2006.

Por último, refirió que el Consejo de Gobierno, a propuesta de la Consejería de Administraciones Públicas, ha dado luz verde al Decreto por el que se aprueba la constitución de la Entidad de Ámbito Territorial Inferior al Municipio de Tobillos, dependiente del Ayuntamiento de Anquela del Ducado (Guadalajara) y se ha ordenado la publicación de declaraciones de bienes, rentas y actividades de los gestores públicos de Castilla-La Mancha.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies