Las lluvias y el descenso de las temperaturas marcarán esta semana, salvo el jueves y el viernes, que brillará el sol

  Lluvias
EUROPA PRESS
Actualizado 14/11/2011 17:14:33 CET

MADRID/TOLEDO, (EUROPA PRESS)

Las lluvias y el descenso de las temperaturas que se están registrando desde primeras horas de este lunes seguirá hasta el miércoles, debido al paso de una borrasca que atravesará la Península desde el suroeste al nordeste, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, el portavoz de la AEMET, Ángel Rivera, ha explicado a Europa Press que tras las lluvias "no muy destacables" de este domingo, cuando se han recogido 11 litros por metro cuadrado en Pontevedra y 5 litros por metro cuadrado en Gerona, desde la madrugada de este lunes está lloviendo "fuerte" por el suroeste y, en algunos puntos ya se acumulan más de 25 litros por metro cuadrado.

Además, ha señalado que esto se debe a una borrasca con un frente asociado "bastante activo" que está atravesando la Península de suroeste a noreste dejando precipitaciones moderadas, sobre todo en el tercio occidental y en las zonas montañosas en su ladera sur. En la madrugada del martes, este frente alcanzará el noreste peninsular donde "es posible" que se registren algunas precipitaciones fuertes.

Asimismo, ha indicado que el martes continuarán las precipitaciones en el nordeste y llegarán a puntos de Baleares y seguirán potencialmente fuertes en zonas de Galicia. Mientras, en el resto de las zonas, quedarán algunos chubascos fuertes, sobre todo en áreas montañosas y en la mitad norte, aunque tenderán a disminuir en el resto de las zonas.

Rivera ha añadido que el miércoles quedarán algunas lluvias tanto en el noroeste como en el nordeste, pero serán "más leves y menos importantes" y el jueves y el viernes lo más probable es que no haya precipitaciones, salvo alguna débil en el Mediterráneo.

Por otro lado, ha explicado que las temperaturas descenderán a partir del martes entre 2 y 4 grados centígrados, sobre todo en el interior y algo menos en las costas. De este modo, los termómetros se quedarán en valores "normales" para esta época, con máximas que oscilarán entre los 15 o 16 grados centígrados en la costa Cantábrica; de 18 a 20 grados centígrados en la costa mediterránea; de 13 a 15 grados centígrados en la mitad norte peninsular; en el centro de 15 a 17 grados centígrados y en el sur estarán en torno a los 20 grados centígrados.

Rivera ha apuntado que primero bajarán las temperaturas de 2 a 4 grados y así se mantendrán toda la semana, incluso el fin de semana, y que las mínimas caerán en la misma medida, de modo que se esperan valores de 4 a 6 grados centígrados en el interior durante la madrugada y heladas débiles por encima de 1.000 metros de altura.

A este respecto, ha precisado que este domingo las máximas alcanzaron los 25,3 grados centígrados en Sevilla y Almería; 24,3 grados centígrados en Las Palmas de Gran Canaria; 23,3 grados centígrados en Oviedo y 22,3 grados centígrados en Santa Cruz de Tenerife, mientras que las mínimas las marcaron los termómetros de Soria, con 6,8 grados centígrados y Burgos, con 8,1 grados centígrados.

Por otro lado, el portavoz de la AEMET ha adelantado que de cara al fin de semana, el sábado podría entrar otra borrasca atlántica que "desestabilizaría el tiempo de forma notable". "Podemos decir, con un 70 por ciento de probabilidad que el día de las elecciones generales tendremos un tiempo inestable con vientos y chubascos y con temperaturas más bien bajas y acordes a las normales para estas fechas" ha apostillado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies