C-LM destinará 255.400 euros en 2018 a proyectos de acción humanitaria y emergencia, un 8,5% más

Nacho Hernándo
JCCM
Publicado 28/02/2018 12:31:44CET

TOLEDO, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado el presupuesto que destinará en 2018 a proyectos de acción humanitaria y de emergencia en el extranjero, que será de 255.400 euros, una cifra que supone aumentar un 8,5 por ciento el importe que se destinó el pasado año y también "duplicar los fondos que había en la pasada legislatura".

El portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, ha comentado en rueda de prensa que habrá dos tipos de proyectos que podrán verse beneficiados de esta iniciativa. Uno de ellos serán los proyectos de emergencia para la provisión urgente de vienes y servicios básicos para la supervivencia de las personas envueltas en crisis humanitarias.

En estos proyectos, el dinero se utilizará para proveer a estar personas de necesidades básicas como alimento, agua, refugio, atención sanitaria o protección para la violencia.

Mientras, el presupuesto también dará cobertura a proyectos que estén dedicados a la atención a las personas en zonas con crisis "crónicas y olvidadas", además de a la lucha por la igualdad en conflictos complejos y prolongados o la asistencia a refugiados.

Del mismo modo, se cubrirán proyectos de organización tras la sucesión de desastres naturales y aquellos que ayuden a la prevención de conflictos y a "construir la paz".

CENTRO DE SALUD DE BALAZOTE

Por otra parte, el Gobierno regional ha autorizado el inicio de los trámites de contratación del proyecto de la redacción de las obras del nuevo centro de salud de Balazote (Albacete), que contará con un área más de 1.000 metros cuadrados construidos. Esta proceso se retomará a partir del último trimestre de 2018.

El portavoz del Ejecutivo autonómico ha explicado en rueda de prensa que este centro de salud dará asistencia a 5.632 tarjetas sanitarias de este y otros municipios de la zona y contará con instalaciones como un área de recepción de pacientes, servicio de Urgencias, instalaciones para la asistencia general, espacios para unidades de apoyo, tales como matronas, y un servicio de Odontología.

Hernando ha recordado que este centro se empezó a construir en el año 2011 y que sus obras fueron paralizadas en 2012, cuando se encontraban ejecutadas en un 24 por ciento y ha asegurado que el centro de salud actual, que data de 1964, "se ha quedado pequeño".