C-LM insiste en que para llegar a un acuerdo nacional las propuestas deben ser "flexibles" y "de integración"

Publicado 15/05/2018 14:24:19CET

TOLEDO, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha considerado que para conseguir un acuerdo nacional en materia de agua hay que ser "flexible" y hacer "una propuesta de integración que prevea el desarrollo de todos los territorios".

Martínez Arroyo, a preguntas de los medios este martes tras la reunión que ha mantenido junto al presidente regional, Emiliano García-Page, con el secretario general de la Federación Española del Vino (FEV), Pau Roca, ha insistido en que hablar de trasvases "no es la forma de llegar a un acuerdo".

"Parece que, si hablamos de trasvases, lo que se pretende es que no se consiga el acuerdo en esta legislatura", ha continuado, incidiendo en que eso "sería lo contrario a lo que quieren los ciudadanos".

En cuanto al borrador de acuerdo en esta materia elaborado por el PP junto a sus barones territoriales, el titular de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha afirmado que no sabe "si es un borrador del PP o del Gobierno de España", asegurando que ambas son "cosas muy distintas".

"Si fuera lo primero, evidentemente es una cuestión que tiene que negociar con el resto de fuerzas políticas, empezando por el PSOE, y si fuera una propuesta del Gobierno, que no lo parece, que piense también en las regiones, en los espacios donde se deciden las cosas que afectan de verdad a los ciudadanos", ha señalado.

En este sentido, ha puesto de manifiesto que el Gobierno regional tiene competencia sobre "muchas cuestiones que afectan directamente a los ciudadanos y que se van a ver influidas por un posible acuerdo nacional en materia de agua".

Por ello, ha reiterado que el Ejecutivo castellano-manchego va a defender el agua y el PSOE regional "va a apoyar al Gobierno en esta materia", añadiendo que espera que el resto de fuerzas políticas de la Comunidad Autónoma "defiendan los intereses de los ciudadanos de Castilla-La Mancha".