C-LM lamenta que Tejerina "condene" a Entrepeñas y Buendía vía travases a no sumar nunca más de 400 hectómetros

Embalse, trasvase, riego, regadío, agua, canal, Tajo-Segura
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 27/03/2018 12:49:45CET

La consejera de Fomento pide a la Comisión de Explotación revisar al alza el límite no trasvasable en los embalses de cabecera

TOLEDO, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente primero de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha lamentado que el Ministerio de Agricultura liderado por Isabel García Tejerina "condene" a los embalses de cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, a no sumar nunca más de 400 hectómetros cúbicos de los 2.474 que pueden almacenar, toda vez que en su visita a Alicante de este lunes "dio la instrucción implícita" de que el próxima día 3 de abril se autorice un nuevo trasvase de agua al Levante.

A preguntas de los medios tras una rueda de prensa, Martínez Guijarro ha criticado además que García Tejerina dijera que "será una comisión técnica la que decidirá si hay trasvase" cuando en realidad lo que indica es que "cada vez que haya más de 400 hectómetros, habrá trasvase".

"Estamos condenados a no tener más de 400 hectómetros cúbicos en la cabecera. Cada vez que los haya, la voluntad es trasvasarlos al Levante", ha señalado, añadiendo que "hay alternativas reales y viables" como son las desaladoras.

En su opinión, el problema de que los regantes levantinos reclamen agua del trasvase y no de las desaladoras pasa por el precio de la misma. "No es una cuestión de recursos hídricos, sino del precio que algunos están dispuestos a pagar. Es mucha más barata el agua del trasvase que el de las desaladoras", ha insistido.

REVISIÓN AL ALZA

De otro lado, la consejera de Fomento del Gobierno castellano-manchego ha solicitado por carta tanto a la ministra de Agricultura como a la Comisión de Explotación del trasvase Tajo-Segura hacer "una revisión al alza del límite de las existencias en los embalses de cabecera no trasvasable", ya que con el límite actual de 400 hectómetros "no se garantiza ni los derechos de la cuenca cedente, ni se garantiza el crecimiento y desarrollo de los pueblos ribereños".

Una cantidad que, como ha explicado, permite ser revisada como recoge el Plan Hidrológico Nacional de forma que se garantice en todo caso el carácter preferente de la cuenca cedente y teniendo en cuenta que se fijó con las aportaciones históricas de la serie 1980-2012, que hasta ese momento eran de 360,9 hm3/año, y que con los recientes datos hidrológicos invalidan esa garantía.

Según los datos de la misma Confederación del Tajo, las últimas aportaciones interanuales en la cabecera han sido de 250,692 hm3, inferiores en un 30,5% a las mínimas de la serie histórica considerada, y por tanto una diferencia de 110 hm3.

Como ha apuntado la responsable de Fomento, el nivel conjunto de Entrepeñas-Buendía al inicio del mes de abril de 2018 se situará en el nivel 3 (situaciones hidrológicas excepcionales), por lo que en esta carta se solicita que no se realice trasvase alguno por debajo del nivel de 510 hm3, al objeto de garantizar el principio de prioridad de la cuenca cedente.

"Lo que no es de recibo es que la propia ministra reconozca en Alicante que la desaladora de Torrevieja ha salvado a los regantes y al Levante de la sequía", ha dicho García Élez.

Por tanto, ha añadido, "si esa es la alternativa y la vía por donde se garantiza el desarrollo del Levante español, lo que tiene que hacer la ministra y el Gobierno es apoyar este tipo de infraestructuras. Desde el Gobierno regional se lo venimos diciendo, no vamos a poner impedimentos en que se ayude a la construcción de desaladoras pero, eso sí, necesitamos que estén al cien por cien y que no trabajen a demanda, porque allí sí que hay esa materia prima, cosa que aquí no".

Contador