C-LM perdió entre enero y septiembre 1.707 autónomos, a causa de las crisis económica

Actualizado 04/10/2008 13:47:34 CET

MADRID/TOLEDO, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Desde enero hasta el mes de septiembre, el número de trabajadores por cuenta propia que han dejado de cotizar al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) se ha reducido en 32.720 personas, un 0,9%, hasta situarse en 3.371.691 afiliados, a causa de la crisis económica y de la falta de liquidez para financiar sus actividades, según datos de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), que advierte en un informe que lo peor "está aún por llegar". En Castilla-La Mancha la reducción de autónomos ha sido de 1.707.

La construcción, en pleno ajuste, ha sido el sector más afectado por la mala situación económica, pues ha perdido 22.358 trabajadores autónomos en los nueve primeros meses del ejercicio, con un descenso porcentual del 4%.

Le siguen la agricultura, con una caída de los autónomos afiliados de 9.766 (-3%), el comercio, donde se han cerrado 6.402 negocios (-0,7%), la industria, con 4.032 autónomos menos (-1,5%), la educación, que ha perdido 1.879 afiliados (-3,4%), y el transporte, con un descenso de la ocupación de 1.177 trabajadores (-0,5%).

Por su parte, la hostelería y las actividades sociales han sido de los pocos sectores económicos que han visto incrementar su número de autónomos en lo que va de año, con subidas de 9.196 y 2.143 afiliados, respectivamente.

LA RIOJA LIDERA LA PÉRDIDA DE AUTÓNOMOS.

Por comunidades, La Rioja es la región que, en términos relativos, lidera en estos nueve meses la pérdida de emprendedores, con un descenso del 2,6%. A continuación se sitúan Navarra y Comunidad Valenciana, con caídas del 2,3% y del 2,2%, Murcia (-1,9%), Cataluña (-1,4%), Aragón, Canarias y Galicia (-1,2% en los tres casos), las dos Castillas (-1,1%), Asturias y País Vasco (-1%), Andalucía (-0,7%) y Cantabria y Madrid (-0,4%).

Las únicas comunidades que, según ATA, "se han salvado de la catástrofe de cifras" al haber aumentado los autónomos cotizantes al RETA son Baleares, con un ascenso del 6,2%, y Extremadura (+0,4%). En las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla los trabajadores por cuenta propia han crecido un 2,2% conjuntamente.

En valores absolutos, las mayores reducciones de autónomos cotizantes corresponden a Comunidad Valenciana, con 8.035 trabajadores menos, Cataluña (-7.944) y Andalucía (-3.517). Estas tres comunidades concentran el 61,5% de todas las bajas de autónomos producidas entre enero y septiembre.

Tras ellas se sitúan Galicia (-2.937), Castilla y León (-2.368), Murcia (-2.016), País Vasco (-1.997), Castilla-La Mancha (-1.707), Madrid (-1.440), Aragón (-1.424), Canarias (-1.416), Navarra (-1.141), Asturias (-843), La Rioja (-753) y Cantabria (-335). Por contra, Baleares y Extremadura ganaron 5.635 y 347 autónomos, respectivamente, y en Ceuta y Melilla se registraron 131 altas en el periodo.

De acuerdo con los datos de este informe, tan sólo nueve de las 52 provincias españolas han elevado su volumen de autónomos hasta septiembre: Baleares (+6,2%) Ceuta y Melilla (+2,2%), Huelva (+0,9%), Jaén, Badajoz y Huesca (+0,6%) y Girona y Cáceres (+0,2%). Los descensos, por su parte, estuvieron liderados por Alicante (-2,9%), La Rioja (-2,6%), Lugo (-2,5%) y Navarra (-2,3%).

Ante estos datos, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, insistió en la necesidad de dar financiación a las autónomos y pequeñas empresas, pues, de lo contrario, los trabajadores autónomos y microempresas "seguirán asfixiándose día a día y no se frenará la sangría de desempleados y autónomos". "Un país que pierde emprendedores es un país abocado al paro y al ostracismo", sentenció.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies