López Garrido adelanta que C-LM "tendrá presencia" en eventos importantes durante la Presidencia española de la UE

Actualizado 24/02/2009 16:28:37 CET

El secretario de Estado asegura que la Presidencia es una ocasión "extraordinaria" para proyectar España fuera de sus fronteras

TOLEDO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado para la Unión Europea (UE), Diego López Garrido, aseguró hoy que Castilla-La Mancha "tendrá presencia" en alguno de los eventos "más importantes" o reuniones "del máximo nivel" que se produzcan durante el desarrollo de la Presidencia española de la UE en el 2010.

En declaraciones a los medios, momentos después de ser recibido por el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, Garrido señaló que la región representa "muy bien" a España y "es por lo que tenemos mucho interés en que albergue algunas de las más importantes reuniones que se desarrollen durante le primer semestre del 2010", agregó.

Asimismo, Garrido aseguró que Barreda se ha mostrado "absolutamente dispuesto" en colaborar en todo lo que sea necesario para que la Presidencia española en 2010 se aun éxito y afirmó que la reunión fue "cordial y satisfactoria", argumentó.

Preguntado por los tipos de eventos que puede albergar Castilla-La Mancha durante la Presidencia española, indicó que es "apresurado" poder precisar cuáles serán y esperó que antes del verano ya estén concretadas el número de reuniones, tanto en Bruselas como en España, que se van a producir en el primer semestre del 2010.

Concretamente, explicó que durante la Presidencia española se llevará a cabo una cumbre con Estados Unidos y otra con América Latina, a las que se unirán reuniones informales convocadas para un tema determinado a las que asistirán jefes de estado y de gobierno, reuniones informales de Consejos de Ministros y reuniones informales sin rango ministerial.

"Queremos que estas reuniones se produzcan por todo el territorio español y se comunicará al Consejo de la UE antes de verano. Hasta entonces, es algo que hay que encajar y no podemos precisar lugares concretos ni reuniones determinadas", argumentó.

COYUNTURA ECONÓMICA

De otro lado, el secretario de estado para la UE explicó que durante la reunión se trató también la coyuntura económica que vive Europa en estos momentos y cómo está afrontando la crisis que se vive en todo el mundo, así como las políticas que desarrolla el Gobierno español en la UE en algunos de los sectores que más afectan a Castilla-La Mancha como es la agricultura.

En este sentido, Garrido aseguró que en el debate que se está produciendo sobre la política agrícola, España va a defender que dicha política siga teniendo un peso "importantísimo y decisivo" en el conjunto de políticas comunes que tiene la Unión Europea.

Por otra parte, aseguró que la Presidencia española de la UE debe hacerse "entre todos y con todos" porque es una ocasión "extraordinaria" para proyectar España y sus regiones fuera de sus fronteras, e indicó que ya ha visitado Cataluña, Andalucía, Madrid, Valencia y Castilla y León.

A preguntas de los medios sobre si visitará también Ceuta, Melilla y Canarias, Garrido dijo que el criterio utilizado para establecer estas visitas ha sido el de la población de las comunidades autónomas, "por eso empecé por Cataluña y Andalucía y por supuesto que voy a ir a Ceuta y a Melilla", agregó.

Asimismo, apuntó que tiene la intención de que todos los ayuntamientos de España colaboren también con la Presidencia, por lo que ha contactado con el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, y asistirá a su Asamblea para presentar la Presidencia y ver de qué forma los ayuntamientos podrán colaborar.

ELECCIONES

Finalmente, Garrido señaló que la Presidencia española de la UE tiene que contar también con el resto de países y todas sus instituciones, por lo que recordó que el Parlamento Europeo que nazca de las elecciones del 7 de junio "va a ser el interlocutor político esencial del Gobierno de España durante su Presidencia", agregó.

"En ese sentido, España representa el inicio de una nueva etapa de la UE y esperemos que sea algo que le dé un impulso y le dote de instrumentos más fuertes y potentes institucionalmente para poder responder a los desafíos que tenemos por delante como la crisis económica, porque si la UE no la afronta de forma unida será muy difícil superarla a corto plazo", concluyó.