Este lunes comienza el juicio a un hombre acusado de matar de 13 puñaladas a una mujer en Pantoja (Toledo)

Actualizado 15/11/2010 6:44:24 CET

TOLEDO, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un jurado popular juzgará desde este lunes en la Sección Primera de la Audiencia de Toledo, a un hombre acusado de matar de 13 puñaladas a una mujer en Pantoja (Toledo), y que se enfrenta, según la calificación del Ministerio Público, a un total de trece años y seis meses de prisión.

Según el escrito de conclusiones provisionales del Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, el acusado también deberá indemnizar al marido de la víctima con 105.000 euros y al hijo menor de la mujer con 90.000 euros.

Los hechos ocurrieron sobre las 13.30 horas del día 3 de junio de 2008 cuando la mujer llegó a la localidad de Pantoja desde Madrid, después de que el acusado, en días anteriores y a través de contactos telefónicos, le hubiera ofrecido la posibilidad de trabajar en un negocio, del que la víctima quería conocer las condiciones, según el Ministerio Fiscal.

Víctima y acusado se conocían desde hacía un año en contactos esporádicos con ocasión de los desplazamientos que el acusado hacía a Madrid para ver a la mujer y tener relaciones sexuales con ella a cambio de dinero, según el Fiscal.

Cuando la mujer se apeó del autobús que la llevó hasta Pantoja y se dirigió hacia la tienda que desde hacía pocas semanas había abierto el acusado, encontró en su interior únicamente al hombre, con el que inició una conversación que se prolongó durante unos minutos y que degeneró en una discusión en el curso de la cual ambos se hicieron reproches mutuos.

En tal tesitura, continúa el fiscal, el acusado se dirigió al aseo existente en la tienda, donde tenía guardada una puntilla de las usadas para el descabello de caballos y, portando la misma, se abalanzó contra la mujer, clavándole de manera reiterada y hasta en 13 ocasiones la puntilla en distintas zonas del cuerpo.

La mujer se desvaneció en el suelo, donde falleció de forma casi instantánea como consecuencia de las múltiples heridas sufridas, que le ocasionaron un shock hipovolémico. Según la versión del Ministerio Público, acto seguido el acusado cubrió con bolsas de plástico la cabeza, parte del torso y las piernas del cadáver y lo trasladó en el interior de su maletero hasta el arroyo Guatén, a su paso por el paraje conocido como 'Las Parcelas', donde lo arrojó entre un cañizo.

Posteriormente, de regreso a la localidad de Pantoja, el acusado se deshizo de la puntilla con la que había dado muerte a la mujer, arrojándola a una zona de arboleda ubicada en las inmediaciones del kilómetro 31,800 de la CM-4004.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies