Mañana entra en servicio la autopista AP-41 Madrid-Toledo que unirá estas capitales en 30 minutos

 

Mañana entra en servicio la autopista AP-41 Madrid-Toledo que unirá estas capitales en 30 minutos

Actualizado 28/12/2006 13:35:39 CET

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La nueva autopista de peaje AP-41 Madrid-Toledo entrará en servicio mañana viernes día 29, informó hoy el grupo que ha construido esta infraestructura y la explotará durante 36 años, integrado por Isolux Corsán, Comsa, Azvi, Sando y Banco Espirito Santo.

La vía, de 71,5 kilómetros de longitud, ha supuesto una inversión de 440 millones de euros, la mayor de carácter privado desarrollada en la provincia de Toledo, según dichas empresas.

La nueva autopista nace como alternativa a la autovía A-42 y permitirá unir la capital y Toledo en un tiempo de viaje de unos 30 minutos, el mismo que emplea el tren de Alta Velocidad (AVE) Madrid-Toledo inaugurado hace un año.

El grupo concesionario estima que la nueva vía de pago absorberá uno de cada cuatro vehículos (el 25%) del tráfico actual de la autovía, una de las que mayor intensidad registran con una media de unos 100.000 vehículos diarios en alguno de sus tramos.

En cuanto al peaje, variará entre los 0,50 euros de los tramos más cortos y los 6,20 euros de los trayectos más largos para vehículos ligeros en días laborables.

Además, presentará una política de descuentos que puede alcanzar hasta el 50% para usuarios frecuentes, para fines de semana, para ciertos colectivos (jóvenes, jubilados, discapacitados, familias numerosas, entre otros). Además, el tránsito será gratuito en horario nocturno de días laborales (entre la 1.00 y las 5.00 horas).

La nueva vía dispone además de un sistema de 'telepeaje' que permite al usuario, previa compra del correspondiente dispositivo, realizar un pago electrónico sin necesidad de detenerse.

La AP-41 nace en la carretera de circunvalación de M-40 de Madrid. Sus primeros 14,5 kilómetros pertenecen a la ya existente autopista R-5, mientras que el resto de recorrido (57 kilómetros) son de nueva construcción. Además, incluye la circunvalación de Toledo de la A-40, libre de peaje.

SEGUNDA NUEVA AUTOPISTA DEL AÑO.

Esta autopista será la segunda que se ponga en servicio este año, tras la inauguración el pasado mes de julio de la que une Ocaña (Toledo) y La Roda (Albacete), construida y gestionada por Cintra, filial del grupo Ferrovial.

Además, la Madrid-Toledo, será también la segunda vía rápida que comience a explotarse del total de cuatro autopistas que el anterior equipo del Ministerio de Fomento, dirigido por Francisco Alvarez-Cascos, adjudicó en enero de 2004.

Las otras dos, cuyo plazo máximo de entrada en vigor también era finales de 2006, son la Cartagena (Murcia)-Vera (Almería), que construyen FCC y Ploder, y la de circunvalación de Alicante, de ACS y Abertis.

En cuanto a la nueva autopista Madrid-Toledo, su grupo concesionario destacó en un comunicado que en la construcción de la vía se generaron 3.000 empleos directos e indirectos y que su explotación durante 36 años permitirá la creación de otros 150 trabajos estables.

Asimismo, considera que la nueva vía redundará en un aumento de la afluencia de turistas a Toledo, y en la puesta en marcha de nuevas industrias y planes urbanísticos en los municipios limítrofes a su trayecto.

Además, está previsto que en una segunda fase esta vía se prolongue hasta Córdoba pasando por Ciudad Real, con el fin de ofrecer una alternativa a la autovía de Andalucía A-4.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies