Mañas anuncia 2.200 millones de euros para ejecutar el "II Plan de Mayores de Castilla-La Mancha. Horizonte 2011"

Actualizado 05/05/2008 15:54:12 CET

PP afirma que se les ha excluido en la elaboración del plan y el PSOE dice con él, la Junta renueva su compromiso con los mayores

TOLEDO, 5 May. (EUROPA PRESS) -

La creación del Observatorio Regional de Mayores y aumentar el número de plazas en las residencias públicas y en los Centros de Día, son algunas de las 308 medidas que contempla el "II Plan de Mayores de Castilla-La Mancha, Horizonte 2011", que dotado con 2.200 millones de euros pretende mejorar la calidad de vida de este sector poblacional de la región.

Así lo explicó durante su comparecencia en las Cortes el consejero de Bienestar Social, Tomás Mañas, que destacó el carácter "plural y participativo" de este documento, en cuya elaboración han participado cerca de 1.300 personas, y que permitirá garantizar una protección social de mayor calidad, tanto a los mayores castellano-manchegos como a sus familias.

Según Mañas, con cuatro ejes principales, la redacción del Plan se ha llevado a cabo prestando un especial interés a seis prioridades como la protección de las mujeres mayores, la atención a mayores en situación de vulnerabilidad social, la atención a las situaciones de dependencia, la intervención en el medio rural para garantizar la igualdad de acceso a servicios, el apoyo a las familias cuidadores y la adecuación de los servicios y prestaciones a las necesidades.

Para llevar a cabo el primero de los cuatro ejes del plan, que implica la garantía de derechos y la protección de las personas mayores, el consejero señaló que se potenciará el sistema de inspección de los servicios y recursos, y se articularán ayudas económicas a las pensiones más bajas.

El segundo pilar de este "II Plan de Mayores de Castilla-La Mancha" pasa por promocionar el "envejecimiento activo y la participación social", pues según el titular regional de Bienestar Social "los mayores de hoy día cuando se jubilan lo hacen en plena forma física y mental, por lo que disponen de amplias expectativas de ocio para dar más vida a sus años", entre ellos, el programa de Termalismo Social, del que cada vez se benefician más castellano-manchegos.

El tercer eje de este plan se refiere a la dependencia, asunto que según Mañas será uno de los puntos clave de este documento, de tal manera que cuando entre en vigor la Ley de Dependencia, el Gobierno regional triplicará el gasto social de la Comunidad Autónoma a este fin.

Entre las medidas contempladas en este eje, el consejero destacó la implantación del Servicio de Estancias Diurnas en municipios mayores de 4.000 habitantes, la existencia de plazas residenciales públicas para personas en situación de dependencia en todas las poblaciones que dispongan de más de 4.000 habitantes, o crear 1.000 nuevas plazas públicas al año de la red de residencias públicas de mayores.

Dentro de este apartado, Tomás Mañas anunció un convenio de colaboración con la Consejería de Sanidad para establecer programas de recuperación sanitaria de alta intensidad en las residencias públicas.

Dicho esto, el titular regional de Bienestar Social aludió al último eje del plan, que tiene la formación y la investigación como epicentro, con el objetivo de articular becas para fomentar la innovación. En este apartado se encuadra también, dijo Mañas, la creación de un Observatorio Regional de las Personas Mayores para profundizar en el conocimiento de su situación.

EXCLUSIÓN DEL PP.

Por su parte, la portavoz de Bienestar Social del Grupo Parlamentario Popular, María Crespo, afirmó no comprender la presentación en comisión parlamentaria de este plan cuando ya ha sido publicado, y afirmó que no es cierto que este documento haya sido consensuado con la sociedad porque el Gobierno no ha contado con el PP, y "a estas alturas ya no caben alegaciones".

La diputada 'popular' defendió que es más eficiente hablar de las medidas cuando éstas se han puesto en marcha y se vea su ejecución económica, e insistió en que por "deferencia" a su formación "habría sido bueno que antes de cerrar este plan lo hubieran consensuado para poder decir que gobiernan con la sociedad".

"En esta declaración de intenciones tan genérica queremos que se mejore la calidad de vida de los mayores, pero aunque pretendan negarlo, no se puede obviar el desarrollo de la Ley de Dependencia, y aunque no quiero que sea el 'talón de Aquiles' del plan, si esta ley no se lleva a cabo de forma ágil, permítame que dude de que el II Plan de Mayores de Castilla-La Mancha se desarrolle de forma fácil" sostuvo María Crespo.

No obstante la responsable del área de Bienestar Social del PP se mostró confiada en que las 308 medidas que contempla "sirvan para mejorar la calidad de vida de los mayores de Castilla-La Mancha".

RENOVACIÓN DE LOS COMPROMISOS ADQUIRIDOS.

Por su parte, la responsable de este área del Grupo Parlamentario Socialista, María Isabel Pérez, aseguró que este plan supone una renovación de los compromisos adquiridos con los mayores de la sociedad, y "creo que no ha habido discriminación y ha estado representanda todo tipo de ideología", apostillando que "si no se satisfacieran las necesidades de estos colectivos la visión socialista de bienestar social no sería completa".

Destacó que el Gobierno regional nunca ha dejado atrás la atención a mayores, y que este II Plan refleja las inquietudes de este colectivo, a los que se les considera integrantes de esta sociedad, "y para conseguir esa integración es necesario fomentar el envejecimiento activo", apuntó.

La diputada socialista incidió en la importancia del convenio sociosanitario que se suscribirá con la Consejería de Sanidad, el reforzamiento de la atención en las zonas rurales, y el "importante" apoyo que recibirán las personas cuidadoras, a fin de mejorar la calidad asistencial de los mayores de la región tanto en sus hogares como en las residencias.

DOCUMENTO ABIERTO.

En su turno de réplica el consejero defendió en la elaboración del plan no se ha excluido a nadie, y que éste ha estado en la web de la Junta seis meses, por lo que los diputados del PP podrían haber participado.

Según Tomás Mañas, se trata de un documento abierto, y los grupos políticos podrán exigir a su departamento cumplida información de la ejecución de cada una de las medidas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies