María Paz Ruiz (PP) dimite como concejal del Ayuntamiento de Toledo por el "continuo hostigamiento" de su partido

 

María Paz Ruiz (PP) dimite como concejal del Ayuntamiento de Toledo por el "continuo hostigamiento" de su partido

Actualizado 15/11/2010 14:38:12 CET

TOLEDO, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

María Paz Ruiz ha presentado esta mañana en el Registro General del Ayuntamiento un escrito renunciando a su acta de concejal de la Corporación Municipal de Toledo, con petición de que el mismo sea elevado al Pleno Ordinario que se celebrará el próximo jueves 18 de noviembre, y asegura que desde el Grupo Municipal Popular se le "ha empujado a adoptar esta decisión".

En comunicado enviado a los medios de comunicación, Ruiz ha explicado que tras once años y medio de trabajo en el Ayuntamiento de Toledo, ha adoptado esta decisión tras el "continuado hostigamiento" que hacia su actividad municipal han mantenido en los últimos meses los responsables del Grupo Popular.

Ruiz asegura que cuando en el año 1999 se incorporó al Ayuntamiento como concejal, lo hizo con una "clara vocación" de servicio a los ciudadanos de Toledo. "Con esa actitud trabajé durante los ocho años que tuve responsabilidades en el equipo de Gobierno, primero como concejal delegada de Servicios Sociales y Consumo y luego como responsable de Urbanismo y Medio Ambiente. Esa misma voluntad he mantenido desde junio de 2007, cuando tras el resultado electoral el Partido Popular pasó a la oposición", ha agregado.

En esta última etapa, ha dicho, ha procurado defender tanto el programa con el que el PP se presentó en las últimas elecciones, como el desarrollo del Plan de Ordenación Municipal, aprobado en la pasada Corporación y en cuya redacción tuve importantes responsabilidades. "En aras de ese compromiso no siempre he encontrado el respaldo de los actuales responsables del Partido Popular", ha continuado.

DISCREPANCIAS PAU DE LA PERALEDA

Una de estas "discrepancias", ha apuntado Ruiz, se produjo en el pasado mes de junio, en relación con la aprobación del PAU de la Peraleda, "cuando incluso se me llegó a mentir sobre la posición política de nuestro partido". "Ésa fue, entre otras, una de las cuestiones por las que no asistí a la sesión plenaria en que fue aprobado dicho desarrollo urbanístico", explica.

Esa circunstancia, ha detallado, "agravó la situación de marginación y desafección que en el seno del Grupo Municipal Popular se estaba manteniendo hacia mi persona". "El pasado día 15 de octubre --prosigue Ruiz-- su portavoz me ordenó que no asistiese a la Comisión Informativa de Urbanismo y que me abstuviese de continuar con otras responsabilidades municipales".

Ante esta circunstancia, solicitó que dicha decisión le fuese comunicada por escrito, toda vez que no tenía constancia de que en "ningún órgano del Grupo Municipal, ni del Partido Popular, se hubiese adoptado acuerdo en ese sentido".

María Paz Ruiz dice que pocos días después, por burofax, recibió comunicación de que se le relevaba de la citada Comisión Informativa y de la Junta Municipal del Distrito Norte a la vez que se le solicitaba la dimisión voluntaria de su presencia en otros organismos como la Empresa Municipal de la Vivienda, el Consorcio de la Ciudad de Toledo y la Empresa Toletum Visigodo.

"Considerando que dicha petición equivalía a una descalificación a mi actuación como representante del grupo mayoritario de la oposición en el Ayuntamiento, solicité personalmente aclaraciones, explicaciones y ayuda a los máximos responsables provinciales y regionales del Partido Popular", añade.

"Tras varias semanas de espera, su silencio no puede ser interpretado nada más que como una ratificación de las decisiones transmitidas por su portavoz en el Ayuntamiento", asegura.

A la vista de todo ello, dice Ruiz, "no me queda más opción que renunciar a mi acta de concejal". "Quienes me conocen saben que jamás aceptaré permanecer en el seno del Grupo Municipal Popular como una concejal florero, sin más responsabilidades que acudir mensualmente a los Plenos y levantar la mano en las sucesivas votaciones, sin ni siquiera tener información".

A su juicio, eso supondría "traicionar la voluntad de las mujeres y los hombres de Toledo que en su día nos dieron su voto", respaldo al que se debe responder desde una vocación inequívoca de trabajo, dedicación a la ciudad e interés por conseguir, incluso desde la oposición, sacar adelante las propuestas electorales del PP, agrega.

María Paz Ruiz ha aprovechado el comunicado para agradecer a las personas que en todos estos años han confiado en ella y a quienes desde la institución municipal, sus diferentes organismos, y desde el Partido Popular han colaborado con ella. "En las últimas semanas he recibido numerosas muestras de apoyo. A todos ellos quiero expresarles mi reconocimiento y trasmitirles un mensaje claro: Mari Paz Ruiz González ni es una tránsfuga, ni tiene intención de serlo".

"Esta confesión viene a cuento porque de un tiempo a esta parte también se ha intentado desprestigiarme dejando correr la insidia de que concurriría a las próximas elecciones municipales en otra lista electoral distinta al Partido Popular. Quienes no han tenido reparo en propagar tales calumnias y falsedades se descalifican por sí mismos", afirma.

Por último, asegura que le hubiera gustado completar los cuatro años de la actual Corporación y dice que se marcha con una "gran tranquilidad de conciencia y con la seguridad de haber cumplido en todo momento" con las delegaciones que se le asignaron.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies