Marín admite que ha sido un curso "duro y con muchos sacrificios" pero se ha hecho que la educación "sea sostenible"

Marcial Marín
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2012 17:08:21 CET

TOLEDO, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación, Marcial Marín, ha admitido que este curso escolar ha sido "duro, difícil y con muchos sacrificios" en el que se han tomado "medidas valientes" para garantizar la sostenibilidad del sistema.

En rueda de prensa para hacer balance del primer año de Gobierno, Marín ha recordado que asumió la Consejería con la "peor" herencia financiera posible y ha asegurado que este año ha pagado 1.763 millones para "salvar de la quiebra" al sistema educativa, cultural y deportivo.

También ha recordado que la herencia educativa que recibió reflejaba un fracaso escolar del 33 por ciento, por lo que el próximo curso se pondrá en marcha un plan de choque contra el fracaso escolar.

Para Marín, el curso escolar ha finalizado con "normalidad" el curso escolar a pesar de los vaticinios de los "agoreros", y ha aprovechado para felicitar al 80 por ciento de los profesores que no han secundado las huelgas convocadas en este curso, quienes han dado una "magnífica lección de responsabilidad y solidaridad" al acudir a trabajar.

CIERRE DE AULAS UNITARIAS

Con respecto al número de aulas unitarias que se cerrarán el próximo curso, Marín ha señalado que la cifra exacta se conocerá en los próximas días, aunque el número rondará el 20 por ciento de las 308 que existen en la región.

Marcial Marín ha asegurado que el cierre de aulas unitarias no es una medida de ahorro sino una apuesta por la mejora en la calidad educativa de estos alumnos, quienes a partir del próximo curso se desplazarán a otros centros "a una distancia inferior a media hora" con mayor calidad educativa, reforzándose las cabeceras de los centros rurales agrupados.

Según ha recalcado, el cierre de aulas no tendrá "sesgo político", y ha matizado que se está analizando las excepciones que se piden realizar desde la Federación de Municipios y Provincias para evitar el cierre algunas aulas con menos de 12 alumnos debido a las condiciones orográficas de la zona y a la dificultad en el desplazamiento.

MEDIDAS DE AJUSTE DE LA UCLM

En cuanto a la Universidad, ha señalado que la Junta ha hecho un gran esfuerzo por garantizar la financiación de la Universidad de Castilla-La Mancha, que contará con 127 millones si justifica los gastos de los fondos FEDER antes de septiembre, por lo que podría contar en octubre con entre 23 y 28 millones de estos fondos europeos.

En caso de que llegue ese dinero, la UCLM tendrá un ejercicio "relativamente cómodo" desde el punto de vista financiero, ha apuntado Marín, quien espera que la institución universitaria comunique en breve las medidas que va a poner en marcha "para salvar la universidad y garantizar su sostenibilidad".