Más de siete años de prisión y multa de 4.500 euros para un marroquí que violó a su mujer en Añover de Tajo (Toledo)

Actualizado 10/05/2006 21:11:21 CET

TOLEDO, 10 May. (EUROPA PRESS)

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Toledo ha condenado a Mohamed Nour El Yakin Fritah, a siete años de prisión por un delito de agresión sexual, por violar a su mujer en Añover de Tajo (Toledo) en septiembre de 2004, más seis meses de prisión por amenazas, y le prohíbe acercarse a la víctima y comunicar con ella durante diez años.

Además, según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, el acusado deberá pagar una multa de 4.500 euros a la víctima --el matrimonio estaba en vías de separación-- por el quebrantamiento de una medida cautelar, e indemnizarla con la cantidad de 24.120 euros por daños y perjuicios.

Los hechos ocurrieron sobre las 22.00 horas del 11 de septiembre de 2004, cuando el acusado, afectado de etilismo crónico, llegó a su casa y exigió a su mujer hacer el amor con penetración anal, a lo que ella se negó, siendo amenazada por Mohamed con pegarle si gritaba o lloraba.

No consiguiendo su propósito, el acusado cogió una jeringuilla de la mujer para hacer tatuajes de henna y la amenazó con pincharle, haciendo que la mujer se tumbara en la cama de la hija común, de ocho años --que presenció la escena-- y se situó encima de ella, con la exigencia de que se diera la vuelta.

Como la amenaza de la jeringuilla no vencía a la esposa, el imputado la golpeó fuertemente con el puño y la volvió de espaldas hasta que la penetró analmente eyaculando en su interior. Horas más tarde fue detenido por la Guardia Civil en el propio domicilio.

La víctima solicitó medidas de protección que fueron acordadas por el Juzgado de Guardia el día 13 de septiembre, entre las que figuraban la prohibición a Mohamed de acercarse a su mujer a menos de 200 metros.

El 14 de septiembre, él se presentó en el domicilio de la mujer y con su consentimiento pasó allí la noche, aunque ella avisó, un día más tarde a la Guardia Civil y el 15 de septiembre Mohamed fue detenido de nuevo, amenazando en árabe a la mujer con las palabras "te vas a enterar, tú ya no vas a estar viva" al ser sacado por los agentes del domicilio.

El día 22 de septiembre, tras el aviso del hermano del acusado a la mujer de que Mohamed la estaba buscando para matarla, la Guardia Civil en un registro localizó a este último a las 18.45 horas en el cuarto de contadores del domicilio de la esposa, portando un cuchillo de grandes dimensiones y un destornillador.

El Tribunal considera que las declaraciones de la víctima son "coherentes, verosímiles, claras, sinceras, persistentes y firmes" y que su versión está corroborada por los partes médicos de la agresión.

Por el contrario, opina que la declaración de Mohamed es "evasiva, claramente exculpatoria y contradictoria" y que al acusado "le quedó claro" que aquella noche su mujer no quería yacer con él "y menos en la forma en que la obligó".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies