Este miércoles juzgan a 15 extranjeros acusados de contratar a otros en situación irregular en Albacete

 

Este miércoles juzgan a 15 extranjeros acusados de contratar a otros en situación irregular en Albacete

Actualizado 15/05/2013 7:38:13 CET

ALBACETE, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 2 de Albacete tiene previsto celebrar este miércoles, 15 de mayo, la vista contra 15 acusados de nacionalidad extranjera por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores y otro de falsificación de documento público y por los que la Fiscalía pide tres años de prisión y multa de 3.600 euros por el delito contra los derechos de los trabajadores para el acusado H.M.B.T. y, por el delito de falsificación, 14 meses de prisión para cada uno de los acusados, que será sustutuida por expulsión del territorio nacional por tiempo de 10 años, excepto para el principal acusado, H.M.B.T.

Según recoge el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, en agosto de 2007, fruto de las investigaciones policiales sobre control de la situación de ciudadanos extranjeros en España, se tuvo conocimiento de la posible contratación para la campaña de recolección de cebollas de extranjeros carentes de permiso de residencia ni de trabajo.

Sobre las 11.00 horas del 20 de agosto de 2007, funcionarios policiales se desplazaron a un paraje del término municipal de Montalvos (Albacete), donde constataron la presencia de numerosos ciudadanos extranjeros desempeñando labores de recolección agrícola.

Los mismos prestaban su trabajo, para una mercantil cuyo administrador es el acusado por estos hechos, H.M.B.T., mayor de edad y sin antecedentes penales, quien les hizo un contrato de trabajo bajo una identidad distinta de la verdadera, exigiéndole tan solo la entrega de una copia de documentación a nombre de otra persona y una fotografía, con la finalidad de dar apariencia de legalidad a la contratación realizada, procediendo a hacer contratos de trabajo a nombre de personas distintas a las verdaderas, dándolas de alta en la Seguridad.

Igualmente, en algunos supuestos, procedió el acusado a confeccionar unos carnés con el anagrama de la empresa, en la que se hacía constar una identidad coincidente con la documentación que los trabajadores le había presentado, en los que se colocaba la fotografía entregada por ellos, con el fin de burlar en su caso la actuación de la Inspección de Trabajo.

A ese respecto, el escrito recoge también que los ciudadanos extranjeros realizaron un contrato de trabajo a nombre de otra persona, firmando para ello en el mismo, y aportando en ocasiones la fotografía referida para la realización de los carnets de la empresa, por lo que están acusados de falsificación documental.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies