Minglanilla pedirá la declaración de zona catastrófica tras la tormenta de este miércoles

 

Minglanilla pedirá la declaración de zona catastrófica tras la tormenta de este miércoles

Contador
Inundaciones Minglanilla
EUROPA PRESS
Publicado 01/06/2017 16:10:11CET

El Colegio Público Princesa Sofía no reabrirá, al menos, hasta el lunes

CUENCA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La localidad conquense de Minglanilla solicitará la declaración de zona catastrófica para el municipio después de la tormenta de lluvia y granizo que en la tarde noche de este miércoles descargaba sobre el municipio más de 45 litros por metro cuadrado en apenas quince minutos, según ha explicado el alcalde, José Luis Hervás.

En declaraciones a Europa Press, Hervás ha asemejado dicha tormenta a una ciclogénesis explosiva, ya que "parecía que se caía el cielo", por lo que desde el consistorio solicitarán ayudas a Diputación Provincial y Junta de Comunidades para afrontar las tareas de limpieza.

La riada reventó tuberías, incapaces de soportar la presión, levantó parte del aglomerado, aceras y pavimentación de varias calles y hundió diversos muros, arrastrando cuatro vehículos, así como mobiliario urbano y contenedores. También ocasionó daños materiales en una empresa de aluminios, además de en varias viviendas, garajes y sótanos, donde el agua acumulada ha alcanzado el metro de altura.

Las consecuencias de la tormenta se concentraron, principalmente, en la vía que, desde la carretera de Cuenca, conecta la zona sur del municipio con el área en que se ubican centros educativos como el Colegio Público Princesa Sofía, de los edificios más afectados, ya que la acumulación de agua reventó uno de sus muros para acceder al jardín y, desde ahí, por una ventana situada a dos metros de altura, "como una cascada, entrar por pasillos, aulas, sala de profesores y estudios, gimnasio y biblioteca, que está completamente anegada".

"La planta baja ha quedado como si hubiese pasado un río, con 50 o 60 centímetros de agua sobre estanterías y libros, un caos", resume el edil.

Por esta razón, las clases han sido suspendidas, al menos, hasta el lunes, y el centro, junto a la Dirección Provincial de Educación, se encuentra "buscando vías alternativas de ubicación de esas aulas en la planta de arriba, pero hay que limpiar, porque hay un palmo de barro", sostiene, admitiendo que "se necesita un poco de tiempo" para volver a la normalidad, aunque el servicio de limpieza contratado trabajará "incluso el sábado y el domingo si es necesario".

Otro de los edificios más dañados, junto al museo y a las instalaciones del polideportivo, ha sido la guardería, cuyos alumnos, según el regidor, "quizá acabarán ya el curso sin guardería". Junto a ella, la planta baja del centro de salud, donde se ubica una sala de almacenamiento de material y otra de usos múltiples, que también se han inundado.

Los servicios de limpieza municipal llevan toda la jornada trabajando para intentar restablecer todos los servicios, despejar las vías públicas, reparar baches y limpiar las alcantarillas, obturadas por las piedras y ramas que ha arrastrado "este río inesperado, no vaya a ser que nos caiga otra tromba", espeta el primer edil de Minglanilla, quien asevera que los técnicos municipales "tardarán días" en cuantificar todos los daños, en coordinación con peritos y técnicos de la Junta.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies