La Muestra de Cine Solidario, que acoge Toledo hasta el 28 de junio, busca respuestas políticas a la globalización

Actualizado 26/06/2007 17:19:21 CET

TOLEDO, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Toledo acoge desde hoy hasta el jueves, 28 de junio, la Muestra de Cine Solidario 'Globalización, migraciones, empresas multinacionales y respuestas ciudadanas', con el objetivo de ofrecer respuestas a las diferentes situaciones de injusticia y al impacto de la globalización.

En rueda de prensa, el representante de Didesur y de la ONG Comercio Justo Castilla-La Mancha, Tom Kucharz, presentó estas jornadas, que comienzan hoy con la proyección de 'Invisibles' en el Café Garcilaso a las 20.00 horas, producido por Javier Bardem, y que incluye los trabajos acerca de distintos conflictos de Wim Wenders, Fernando León, Mariano Barroso, Isabel Coixet y Javier Corcuera.

Con esta iniciativa, tal como indicó Tom Kucharz, se pretende concienciar a los gobiernos y a las empresas, pidiéndoles acciones encaminadas a luchar contra las causas de los flujos migratorios y los conflictos provocados por la globalización económica.

Así, Kucharz abogó por un modelo de consumo de autoabastecimiento y de agricultura ecológica, plateando iniciativas dirigidas a reutilizar ciertos materiales y el reciclaje, para lo cual, apuntó, "es necesario no sólo un cambio en el consumo de las personas sino también medidas políticas, que son pocas".

De igual modo, lamentó el incumplimiento de los 'Objetivos del Desarrollo del Milenio' por parte de los gobiernos, que además continúan privatizando los servicios públicos, con un crecimiento de las emisiones y del efecto invernadero y con acuerdos comerciales bilaterales que perjudican a unos territorios sobre otros.

El cortometraje de Javier Corcuera, 'La voz de las piedras', incluido dentro de 'Invisibles', habla del desplazamiento de comunidades campesinas del norte de Colombia, que fueron echadas de su territorio por las fuerzas militares del país y por las empresas multinacionales.

CONFLICTO MILITAR

Como representante de las Comunidades de Autodeterminación, Vida y Dignidad del Cacarica de Colombia, Bernardo Vivas, uno de los afectados por estos desplazamientos, indicó que 23 grupos forman parte de esta población que fue echada de sus tierras, con unas 3.500 familias y 7.500 personas desplazadas tras un conflicto militar de tres años, de las cuales resultaron muertas 85 miembros de las comunidades.

En este sentido, Bernardo Vivas señaló que en este conflicto intervinieron compañías multinacionales madereras, agrocombustibles y otras dedicadas a las infraestructuras, afectando a los cultivos de palmas aceiteras de estos campesinos del río Cacarica, que son importadas por empresas extranjeras.

La jornada de hoy continúa con una charla-coloquio sobre 'Conflictos armados, desplazados e inmigración', con las ponencias de miembros de diferentes organizaciones, mientras que mañana, 27 de junio, se proyectará los trabajos 'La Gran Superficie' y 'Plantando carbono, cosechando miseria' y el jueves, 28 de junio, 'Apaga y vámonos'.