La nueva estación depuradora de aguas residuales de Valdepeñas (Ciudad Real) puede prestar servicio a 100.000 habitantes

Barreda
JCCM/EP
Actualizado 30/07/2010 16:30:27 CET

CIUDAD REAL, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

La nueva estación depuradora de aguas residuales urbanas de Valdepeñas (Ciudad Real) con capacidad para tratar 12.000 metros cúbicos por día de aguas residuales tanto de origen urbano como industrial, podrá prestar servicio a una población de 100.000 habitantes potenciales, según ha explicado el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, que ha aprovechado para destacar el compromiso de los castellano-manchegos con la ecología y el medio ambiente y resaltó el esfuerzo que está realizando toda la sociedad para adaptar las infraestructuras de la región a los nuevos tiempos respetando ante todo el patrimonio natural.

Barreda, que ha estado en Valdepeñas visitando junto al alcalde, Jesús Martín, la nueva estación depuradora de aguas residuales urbanas, ha recordado que infraestructuras como esta "cuestan mucho dinero y exigen fuertes inversiones", pero, insistió, "forma parte de la modernidad y del compromiso con la naturaleza".

El jefe del Ejecutivo autonómico ha insistido en que, gracias al esfuerzo que se está haciendo en este ámbito, han quedado relegadas situaciones que hace años se producían en una región que ha soportado problemas importantes como es la falta de agua, según ha informado la Junta en nota de prensa.

"Eso ha quedado ya atrás para siempre y a Valdepeñas por ejemplo, muy pronto va a llegar también el agua procedente de la cabecera del Tajo, un agua de calidad que va a diversificar la fuente de abastecimiento de nuestra ciudad garantizando por tanto más y mejor suministro", ha señalado Barreda, para quien la garantía de que el suministro no va a interrumpirse en ninguna circunstancia es algo "muy importante".

En este sentido el presidente ha recordado que, además de tener una nueva fuente de suministro con la tubería de La Mancha, que se va a sumar a los abastecimientos ya existentes, el ciclo integral del agua en Valdepeñas va a concluir con una depuradora que, ha dicho, va a devolver el agua en buenas condiciones al cauce del río.

ESFUERZO DE LA SOCIEDAD

"Este es el esfuerzo que culmina el proceso, y debemos ser conscientes del esfuerzo que toda la sociedad hace para que esto sea posible", ha apuntado el presidente, que ha dado la enhorabuena a Valdepeñas, a través de su alcalde, por disponer de esta infraestructura que, ha dicho, "es magnífica".

"Hemos hecho un esfuerzo importante para hacer posible esta depuradora que, de todas las que ha hecho el Gobierno de Castilla-La Mancha, es la mayor y la que tiene mayor capacidad de depuración", ha explicado el presidente, que ha destacado además la enorme proyección de futuro de esta infraestructura que está diseñada para poder atender a una ciudad de 100.000 habitantes.

Para Barreda, con la nueva depuradora en Valdepeñas se ha resuelto para muchísimo tiempo la cuestión de la depuración de las aguas residuales, algo que consideró fundamental pues, entre otras cosas, mejora considerablemente la calidad de vida de los ciudadanos.

Precisamente, ha aprovechado para hacer pedagogía política y animó a los castellano-manchegos a hacer un uso racional del agua y garantizar así su ciclo integral.

"Se trata en primer lugar de tener agua suficiente y de calidad para todos los usos, pero luego hay que depurarla, tratarla y devolverla al río en buenas condiciones, y es justo lo que hacemos ahora en Valdepeñas con el funcionamiento de esta depuradora", aseveró Barreda, que resaltó el valor que para Castilla-La Mancha tiene el agua, "un sector absolutamente estratégico en nuestras políticas".

Por su parte, el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, agradeció al presidente su esfuerzo por mejorar el ecosistema de la ciudad que, recordó, por vez primera en los últimos quince años ha dejado de soportar malos olores gracias a la nueva estación depuradora, infraestructura que ha supuesto una inversión de 14 millones de euros.

12.000 METROS CÚBICOS DE CAPACIDAD

Se trata de una nueva depuradora con capacidad para tratar 12.000 metros cúbicos por día de aguas residuales tanto de origen urbano como industrial, y puede prestar servicio a una población de 100.000 habitantes potenciales.

La nueva estación depuradora sustituye a la vieja planta, insuficiente para atender las necesidades de Valdepeñas, que ha quedado en desuso.

El proyecto nuevo da cobertura a las necesidades de una población que triplica la actual de Valdepeñas y pone a su servicio la máxima calidad de tratamiento al incorporar el sistema más riguroso dentro del proceso de depuración, el tratamiento terciario.

Este tratamiento permite que las aguas depuradas tengan la calidad suficiente para poder ser reutilizadas en riego u otros usos.

De hecho, incorpora un mecanismo de segunda depuración para que el proceso de depuración, que en primera instancia es del 40 por ciento, se intensifique para que el agua pueda ser empleada para diferentes usos. Esta infraestructura facilitará a Valdepeñas reutilizar el agua depurada y a racionalizar el uso de los recursos hídricos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies