Ojete Calor volverán a exhibir su 'subnopop' en la mítica sala madrileña Ochoymedio cosechando un lleno más en su gira

Ojete Calor
MONSTER ESTUDIO
Publicado 03/03/2018 13:37:12CET

CUENCA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El grupo formado por Carlos Ojete y Aníbal Calor recalará el 10 de marzo una vez más en el Ochoymedio Club, donde las entradas se acabaron a las tres horas de su puesta a la venta, batiendo el récord de anterior concierto de octubre, en el que se agotaron en varios días. Las tablas de la sala madrileña volverán así a acoger el 'subnopop', nueva categoría musical acuñada por la banda y que le lleva a dedicar sus letras a una horquilla que va desde 'La Gente Mala', el 'cuñadismo' de 'Opino De Que', el estilo 'Vintage' o una alegoría del 'Amigo Félix' dedicada a una turista que pierde la vida tras hacer 'balconing'.

Ojete y Calor, en entrevista con Europa Press, aseguran que el 'subnopop' "siempre había estado ahí, oculto y rezagado, como los 'Iluminatis'". "Nos gusta pensar en el 'subnopop' como en un estilo oligárquico. Nos gustaría que no todo el mundo tuviese acceso a él. Que la gente se peleara por conseguir un poco de él. Que una canción 'subnopop' solo pudiese ser escuchada por una única persona, y una vez la escuchara, desapareciera para siempre".

Hasta el momento, no han tenido problemas ni con 'haters' ni con 'ofendiditos', aunque reconocen que les gustaría. "Desgraciadamente no. Los problemas los tenemos con nuestros fans, denominados 'OGTs' o 'Believers'. Llevan meses durmiendo en nuestra puerta, nos siguen al supermercado, rebuscan en nuestra basura y acampan en los aeropuertos cuando vamos y venimos. A unos cuantos los hemos metido en nuestra casa y los tenemos de criados en plan 'free', aseguran al respecto.

IRONIZAN CON LOS LÍMITES DEL HUMOR: "AL QUE SE RÍA DE ALGO, UNA MULTA"

El debate sobre los límites del humor no pasa desapercibo para la banda. "Opinamos que deberían prohibir todos los chistes de la historia porque alguien podría sentirse ofendido. Nos gusta sentir que desde la Edad Media no ha cambiado nada. Un chiste sobre una puerta y una ventana, por ejemplo, debería prohibirse también porque en ese caso se está humanizando a unos objetos y a otros no. Así que abogamos por la suspensión total del humor. Y al que se ría de algo, pues una multa".

En la pasada edición del 'show talent' Operación Triunfo --una de las más exitosas de los últimos años--, Amaia, la ganadora, llegó a declararse fan de Ojete Calor, algo que al grupo le parece "normal", ya que el formato del programa es "un monumento al 'subnopop' en toda regla".

En cuanto a representar a España en Eurovisión, lo rechazan de plano: "Nos da miedo subir la media de los resultados en estos últimos años. Nos parece bien que sigan yendo esos artistas con esas canciones que mandamos desde España en cada edición".

En todo caso, y a la hora de pronunciarse sobre con qué grupo o solista se multiplicaría el mensaje 'subnopop' que abandera la banda, Carlos y Aníbal lo tienen claro: "Con Gemeliers".

TONTAS, GILIPÓS, VIEJÓVENES Y EL 'CUÑADISMO'

Las letras de sus canciones tienen para todos. En 'Viejoven', quien está detrás son "todas aquellas personas que en su infancia o adolescencia tienen rasgos de vejez". "No la gente que dice 'yo es que soy viejoven' y tienen, por ejemplo, 34 años. Que no se confundan y que estén tranquilos porque no son viejóvenes. Son directamente viejos".

'Tonta Gilipó' se justifica con más simpleza, ya que, según aseguran, el objetivo era que cualquiera pudiera cantársela a quien le caiga "regular", dando igual su género.

Uno de los éxitos de su último álbum (Pataky, 2017), versa sobre las opiniones que todos, en mayor o menor medida, vierten en las redes sociales. "A veces parece que para juzgar y opinar tengas que estar informado o saber de lo que estás hablando. Pues no, porque eso es discriminación. Que el hecho de desconocer un tema o tener datos parciales no te frene a la hora de expresarte. Para eso está la democracia", asegura el dúo, que defiende "la economía y practicidad de los 140 caracteres de Twitter". "Nosotros no tenemos tiempo para la gente que argumenta. A nosotros, danos un titular".

Según argumentan, "la canción anima a que no suavices tus modales, simplemente teclea las palabras que te surjan en el calentón sin aplicar filtro alguno, pues lo contrario es censura". "Además, se ha demostrado que cuanto más agresivo eres en tu discurso mayores verdades estás diciendo. A este método de debate hemos dado en llamarle 'Opinar de que'".

Carlos Ojete y Aníbal Calor recuerdan que en el pasado, "cuando la gente decía cosas en los bares, sus divagaciones se perdían como lágrimas en la lluvia". "Ahora, incluso los medios elaboran noticias y sondeos en base a un puñado de 'tweets'. Nos parece genial, incluso necesario, que el futuro del periodismo vaya por ahí".

La acumulación de trastos viejos es otro frente que abordan en letras como 'Vintage', donde incluso Ojete Calor hace una petición expresa a quien se dé por aludido: "Por favor, compra ropa sin sudor".

Preguntados sobre si el habitual vestido con el que Carlos Ojete pisa el escenario huele a sudor, zanjan el tema asegurando que no sólo no es así, sino que además "huele a lavanda, pero a lavanda del siglo XVII".

"'Vintage' está dedicada a la gente que acumula cosas viejas en su casa sin filtro alguno. Bien sea un sillón de 1967 o las cenizas de su tatarabuela", añaden.

La proyección de Ojete Calor en los últimos años hace que ni siquiera ellos sepan dónde estarán dentro de cinco años. "Podríamos dedicarnos a la jardinería o estar diseñando montañas rusas para parques de atracciones".

De momento, y pensando en el futuro, no se lo plantean, y ahora están inmersos en una gira "con muy pocos conciertos". "Los justos. Dicen ser como una esencia de perfume caro: dosificamos nuestras apariciones en directo para ganar en elegancia".

EL CINQUILLO COMO ALTERNATIVA A DESTROZAR HOTELES

Sobre cómo afrontan el proceso de composición de los temas, aunque reconocen discutir, al contrario que los hermanos Gallagher de Oasis no destrozan habitaciones de hotel. "Lo nuestro es jugar al cinquillo en la mesa camilla y con brasero".

Por último, se han pronunciado sobre algunos de los principales líderes políticos del panorama nacional, y preguntados por quién encajaría más en el concepto 'subnopop' de entre Rajoy, Sánchez, Rivera, Iglesias o Puigdemont, aseguran que "todos encajarían en un mismo partido liderado por la modelo que dijo que Confucio inventó la confusión". "Ese sería el partido definitivo del 'subnopop'".