Una óptica de Toledo viaja a Tanzania para revisar la vista de niños con albinismo

Cooperantes de la Fundación Ruta de la Luz
RUTA DE LA LUZ
Actualizado 18/02/2018 11:36:21 CET

TOLEDO, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La óptico-optometrista Beatriz Jiménez, madrileña pero que desarrolla su profesión en Toledo, ha participado junto a otros dos voluntarios en una expedición, promovida por la Fundación Ruta de la Luz, a Tanzania, en la que han revisado a niños con albinismo del Centro Protectorado de Kabanga, realizando un total de 443 exámenes visuales.

Según ha informado esta fundación en nota de prensa, Tanzania es "el país con mayor concentración de personas con albinismo" del mundo y, además, uno de los que tiene un mayor número de ataques hacia este colectivo "debido a creencias de brujería". En este sentido, ha recordado que en 2015 fueron contrastadas 76 denuncias por muerte de niños y adultos albinos, además de que otras 69 personas fueron víctimas de algún ataque y se recibieron también 19 denuncias por violación a personas de este colectivo.

En el centro de Kabanga conviven 107 niños y niñas con albinismo y otros 170 menores con discapacidades físicas, psíquicas y con deficiencias visuales y auditivas. El centro, gestionado por el Gobierno tanzano, les ofrece seguridad, alojamiento, manutención y escolarización pública.

Jiménez, que acumula una dilatada experiencia en materia de cooperación internacional, ha afirmado que la población de albinos de Kabanga es "una maravillosa oportunidad para intentar mitigar los problemas visuales de este colectivo a nivel mundial".

Además, ha señalado que la expedición realizada a Kabanga puede servir también para "profundizar en el conocimiento del albinismo" con el objetivo de "ayudar a más personas con esta condición".

PROBLEMAS VISUALES

Los principales problemas que se han encontrado los ópticos son los asociados a su condición genética como es el anormal desarrollo de partes del ojo, como la fóbea o la retina. Sufren de fotofobia intensa y crónica porque el iris no está completamente pigmentado, de agudeza visual muy baja o baja visión, de estrabismo y nistagmus --movimiento irregular y rápido de lado a lado de los ojos, lo que les impide enfocar--.

A estas patologías se añaden defectos refractivos como hipermetropía, miopía o astigmatismo, que se encuentran habitualmente en cualquier población. De forma adicional se han encontrado problemas habituales colaterales de infección por entropión --pestañas que crecen hacia dentro y que con el movimiento causan irritación--. Igualmente, y como suele ocurrir en zonas de poca higiene, mucho polvo y alta exposición, también advirtieron casos severos de conjuntivitis. Por todo esto, también se llevaron a cabo formaciones en cuanto al cuidado y lavado ocular, para prevenir así los casos de conjuntivitis y tracoma.

Además, Carl ZEISS Vision España ha contribuido con la aportación de lupas especiales que ayudarán a que los menores, sobre todo de secundaria, puedan seguir las clases con normalidad. Además, la multinacional de lentes apoyará el proyecto con la donación de todas las lentes resultantes del proyecto con filtros especiales para cada caso. La Fundación Ruta de la Luz se encargará, como en cada uno de sus proyectos, de que cada niño y niña tenga su gafa graduada y adaptada a sus necesidades de manera gratuita y así hacer que la vida de las personas que ayudan sea un poquito mejor.