Padres de niños en Parapléjicos piden que no les cambien de planta en Semana Santa y Junta dice que mejora la asistencia

Publicado 21/03/2018 15:30:52CET

TOLEDO, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de padres de niños ingresados en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo se han dirigido al Gobierno regional para solicitar que no cierren durante los días vacacionales de Semana Santa la planta donde estos pacientes son atendidos, alertando de la problemática que supondría para los menores el traslado. Ante esta petición, desde el centro médico se ha aclarado que la reagrupación en vacaciones entra dentro del normal funcionamiento de la infraestructura sanitaria y que contribuirá a prestar una mejor asistencia a estos niños.

En el comunicado que han suscrito estos padres, recogido por Europa Press, opinan que, si bien entienden que son pocos los pacientes y acompañantes que tienen que continuar ingresados en estas fechas y asumen que el hospital ha de tomar medidas, consideran que éstas "no deberían afectar a los pacientes, sobre todo si son menores".

"Estos pacientes no deberían ser trasladados a otros edificios con todo lo que esto conlleva --aparatos, ropa, maletas y diferentes enseres personales-- para una estancia de cuatro días", argumentan los progenitores, que apuntan que transcurridos los días festivos volverían a las habitaciones de origen.

Esta mudanza supondría según los padres "una alteración innecesaria, sobre todo para los pacientes". "Estos menores pasan de una planta de niños a un edificio de adultos, haciendo caso omiso a la Carta Europea de los Derechos del Niño Hospitalizado", han alertado.

Además, han criticado que a pesar de que ya han mostrado su desacuerdo a la directiva del hospital, la dirección les ha confirmado que de igual modo se procederá al cierre de esta planta durante esos cuatro días.

"Ante la respuesta recibida por parte de la directiva, que básicamente se reduce a la parte económica, las familias defenderemos los derechos de nuestros niños y sacaremos una nota de prensa denunciando la situación, con toda la pena del mundo, ya que en este hospital hay grandísimos profesionales de los que sólo se pueden decir grandes palabras. Solicito de nuevo su mediación, ya que de verdad queremos solventar todo esto de la mejor manera para todas las partes, pero sobre todo para los niños que son los grandes afectados", finaliza la comunicación, firmada por varios familiares.

VERSIÓN DEL HOSPITAL

De su lado, el director médico del hospital, Juan Carlos Adau, ha explicado a Europa Press que probablemente sólo serán dos los niños que tendrán que ser cambiados de habitación, dentro de una situación "normal" y que ocurre en todos los hospitales.

"Consideramos que es la forma en la que mejor van a estar tratados", ha argumentado, indicando que el ala reservada a los niños está en el edificio antiguo y el hecho de llevarlos al ala nueva optimizará recursos durante estos días.

Así, ha insistido en que tener a dos niños "aislados" en el edificio viejo podría hacer que no estuvieran bien atendidos esta Semana Santa debido a la "concentración de recursos", ya que el hospital "reduce actividad y personal". "El cambio será beneficioso, y el traslado no supone ningún problema", ha aseverado.

Tras indicar que se han reunido con algunos de los padres, ha precisado que se han dado explicaciones orientadas a dejar claro que se dará la "mejor calidad asistencial, sin merma" a estos pacientes, que estarán en habitaciones aisladas y que podrán seguir su plan de rehabilitación dentro de la normalidad.