Page anuncia que iniciará en otoño la negociación de un acuerdo regional por la educación con todos los sectores

Uclm
EUROPA PRESS/UCLM
Publicado 09/06/2017 16:50:01CET

ALBACETE, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado este viernes que su gobierno iniciará en otoño la negociación de un acuerdo por la educación con todos los sectores educativos afectados a "una década mínimo" que fije criterios de estabilidad, sostenibilidad, irreversibilidad y de expansión.

En el discurso con motivo del XXV Aniversario del Consejo Social de la Universidad de Castilla-La Mancha, celebrado en el Paraninfo Universitario de Albacete, se ha comprometido a que si se "despeja el parón presupuestario" en otoño se podrá negociar el acuerdo "que tiene que incorporar como piedra angular un acuerdo estratégico con la universidad de medio y largo plazo".

Ha asegurado que es el momento "de establecer un incremento en el sistema educativo por encima de la media y garantizar objetivos estratégicos de un nuevo renacimiento de la UCLM", y ha pedido que la estrategia de universidad y de investigación se haga por consenso. "No se va a aprobar una Ley sobre Investigación e Innovación en la región si no hay un previo acuerdo con la universidad", ha comentado.

Ante un nutrida representación de miembros académicos y autoridades civiles y militares de la región, el representante del Ejecutivo regional ha defendido que si hace 25 años "tener universidad era una cuestión genética para Castilla-La Mancha hoy es la principal materia prima con la que competir" y que le otorga un factor diferencial.

De ahí que ha insistido en el capital humano y en la necesidad de recuperar el talento de quien se ha tenido que ir con "el nuevo Plan de Recuperación del Talento, previsto para final de año".

Respecto de la UCLM y su Consejo Social, en el XXV Aniversario de su constitución, García-Page ha dicho que ha ganado "prestigio a pasos agigantados, planteando por sí misma su irreversabilidad".

MUY BUENA SALUD

Por su parte, el secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Marcial Marín, ha puesto en valor a la Universidad de Castilla-La Mancha que, aunque joven, hoy cuenta "con más de 30.000 alumnos y 2.500 profesores". Ha subrayado que goza "de muy buena salud" y que el Consejo Social ha servido "para tender puentes a la sociedad".

Como representante del Gobierno nacional, y en un entorno educativo como el Paraninfo Universitario de Albacete, Marín ha hecho alusión al reto que tienen por delante, "el Pacto de Estado por la Educación". Lo piden, ha dicho, las familias y la sociedad y no se les puede defraudar. Por ello, van a seguir "analizando en qué puntos se puede llegar a acuerdos". En este punto, el presidente del Ejecutivo castellano manchego le ha asegurado que su Gobierno "va a ser colaborador activo".

En el ámbito universitario, "se está más avanzado", ha asegurado. La Proposición No de Ley aprobada en el Congreso de los Diputados sobre Estrategia Española para la Educación Superior establece ocho ejes de consenso. Entre ellos, "que el alumno es el centro estratégico, que cuente con financiación sostenible en el tiempo, la internalización y movilidad, o unos Estatutos para el personal docente e investigador y mejora para el Personal de Administración y Servicios".

Por su parte, el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, ha ofrecido cifras que demuestra que la Universidad de Castilla-La Mancha "es una buena universidad" como estar entre las 200 mejores universidades jóvenes del mundo, pero ha pedido "más apoyo de la sociedad, de las instituciones, de los agentes sociales y de las empresas".

LA COLABORACIÓN ES LA CLAVE DEL ÉXITO

Ha asegurado que la clave del éxito de la UCLM es la colaboración "entre la universidad y la sociedad, recibiendo apoyos pero también críticas para mejorar".

Ha recordado las colaboraciones con instituciones, como el Sescam o el Colegio de Abogados que han permitido "una magnífica Facultad de Medicina, sumándose recientemente el Hospital General de Ciudad Real y el de Toledo, y un Master de la Abogacía, con el cien por cien de aprobados en el examen estatal".

Dos ejemplos que el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha ha agradecido y ha solicitado "más apoyos".

El presidente del Consejo Social, Emilio Ontiveros, se ha referido a la institución como algo fundamental para el buen gobierno de la universidad, "una institución clave para garantizar la prosperidad".

El balance de los 25 años es "favorable". En su opinión, el Consejo Social "es un exponente de prosperidad que en España ha tenido lugar en el último cuarto de siglo. Tiene que seguir desempeñando ese papel de cauce activo con los ciudadanos, los contribuyentes que financian a la universidad, y a ellos se tiene que servir y rendir cuentas".

Uno de los retos para el futuro, según su presidente, es tratar de dar a conocer las tareas del Consejo en el mundo empresarial "para conseguir con las empresas que vean la utilidad práctica y económica de la universidad" e ir consiguiendo "aportaciones económicas y financieras del tejido empresarial de la región, en contrapartida con los servicios claros que suministra la universidad, como es la formación del egresado cuya mayoría trabaja en el tejido productivo de la región", ha subrayado.

RECONOCIMIENTOS

El acto ha servido para reconocer a los antiguos miembros del Consejo. A los que participaron en su constitución, el 12 de abril de 1991, --Luis Arroyo, Ernesto Martínez Ataz, Francisca Perea, Ángel Serrano o Francisco Piqueras; a Concepción Monasol, como Personal de Administración y Servicios, y a dos de sus cinco expresidentes, Miguel Panadero Moya y Francisco Luzón.

En representación de ellos, ha tomado la palabra Luzón afirmando que se ha sentido muy "orgulloso" de los doce años como presidente del Consejo Social de la UCLM. Aunque una enfermedad neurológica, el ELA, le "ha robado la voz", a través de un sistema informático se ha escuchado a Francisco Luzón opinar que "sin salud y educación no hay futuro, razón por la que la universidad debe seguir jugando un papel determinante para crear talento y poder desarrollarlo".

Por ello, ha animado a la universidad "a que siga abriéndose más y más a la formación de los jóvenes no sólo con una visión nacional sino sobre todo con una visión internacional y global".

Asimismo, en el acto se ha hecho entrega de los premios 'Reconocidos del Consejo Social 2016', a Patricia Franco y José Manuel López, en la categoría de Antiguos Alumnos; Asunción Manzanares Moya, en Innovación docente; al Centro Regional de Investigaciones Biomédicas, en Investigación; a Pedro Cano como Personal de Administración y Servicios; a Ricardo Izquierdo en la categoría de Personal Docente e Investigador; a Mario Gutiérrez como Estudiante y a la empresa Repsol y su Fundación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies