Page dice que "no conoce" si la empresa del trabajador que perdió la visión en un ojo cumplía las medidas de seguridad

 

Page dice que "no conoce" si la empresa del trabajador que perdió la visión en un ojo cumplía las medidas de seguridad

page
EP
Actualizado 24/11/2010 14:15:18 CET

TOLEDO, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, ha señalado que en el caso del trabajador de la empresa 'Casa Álvarez' que perdió la visión total en el ojo izquierdo mientras trabajaba en la iluminación de la Catedral, "no conoce" si la empresa cumplía las medidas de seguridad, y ha apuntado que, en caso de no cumplirlas, "para eso está la inspección laboral".

García-Page se ha referido así, preguntado durante la puesta de la primera piedra del Centro de Mayores 'Ángel Rosa', a la carta enviada por los padres de Javier Cárdenas López al Ayuntamiento y todos los grupos políticos --y remitida a los medios de comunicación-- para preguntarles "por qué los políticos contratan a empresa que incumplen la Ley de Protección de Riesgos Laborales".

En ese sentido, el alcalde ha señalado que "es muy fácil" decir que la Administración es la obligada a cumplir la normativa de seguridad laboral cuando contrata a una empresa, aunque ha asegurado que "entiende" el dolor de la familia y "lo lamenta muchísimo".

Emiliano García-Page ha dicho que el Ayuntamiento quiere arreglar la iluminación de la catedral "y por eso" se lo han encargado a una empresa, la cual, ha dicho, tiene que "cumplir la ley". CARTA DE LA FAMILIA

En su carta, los padres del trabajador Javier Cárdenas, de 19 años, han expuesto que este "gravísimo accidente" se produjo el pasado 2 de agosto, cuando, mientras estaba taladrando en una de las paredes de la Puerta Llana de la Catedral, se desprendió un trozo de piedra que le golpeó en el ojo izquierdo, lo que le produjo "daños irreversibles" en el mismo, a la espera de "nuevas intervenciones".

Durante el accidente, han asegurado, "en ningún momento" estuvo presente el encargado de la obra, ni el responsable de riesgos laborales, por lo que fueron sus propios compañeros los que decidieron llamar a su jefe y al servicio de emergencias del 112.

"El empresario se personó en el lugar de los hechos llevándose a nuestro hijo a la mutua en su coche particular, y no entendemos que la propia Policía Local, que fue testigo de los hechos, autorizara a este señor a recoger a nuestro hijo sabiendo que había un aviso en el 112 y estaba a punto de llegar una ambulancia para proceder a su traslado al hospital Virgen de la Salud", han detallado en la carta.

Los padres del damnificado han afirmado que en el momento del accidente su hijo con las medidas obligatorias de seguridad, como unas gafas y un casco de protección, ya que "en ningún momento" le fueron facilitados por la empresa 'Casa Álvarez'.

Asimismo, han indicado que Javier Cárdenas trabajaba en esta empresa "con un contrato de obra y servicio encargada de realizar la obra de iluminación de la Puerta de Bisagra incluida en el Plan E", de la cual "inexplicablemente" le trasladaron a la obra de iluminación que se estaba llevando a cabo en la Catedral. En ese sentido, han señalado que él estaba en los tejados de la Puerta Llana, por lo que "entienden" que puede haber "una irregularidad" en dicho cambio de obra.

"¿Por qué los políticos contratan a empresas que incumplen la Ley de Protección de Riesgos Laborales? y ¿por qué el Ayuntamiento de Toledo se hace el ciego y firma contratos con empresas como 'Casa Álvarez', que a sus propios trabajadores nos les da la protección de seguridad necesaria?", se han preguntado los familiares.

Igualmente, en la carta han reclamado "saber dónde está el Servicio de Inspección de la Junta de Comunidades que debe velar por el cumplimiento de la normativa de Seguridad Laboral".

MÁS ACCIDENTES

Los padres del trabajador han asegurado que "no sólo" su hijo ha tenido un accidente trabajando para la empresa 'Casa Álvarez', sino que, posteriormente, dos compañeros también sufrieron "una descarga eléctrica" por la que están de baja laboral y recibiendo cuidados médicos, siendo tratado actualmente uno de ellos en el Hospital de Quemados de Getafe (Madrid), han afirmado.

Por el contrario, los progenitores de Javier Cárdenas han señalado que su hijo ha sido despedido "sin que los empresarios de 'Casa Álvarez' hayan dado la cara en ningún momento ni se hayan preocupado por su salud". "Es en estas situaciones en las que vemos la escasa talla humana y profesional de estas personas con sus trabajadores", han añadido.

De esta forma, han apuntado que "esperan" que con esta carta "los políticos y las administraciones tomen las prevenciones y controles necesarios para evitar, en la medida de lo posible, lo que están pasando" su hijo y otros trabajadores.

"Nuestro hijo, en su corta vida laboral, ha sido mutilado en un accidente que podría haberse evitado si las administraciones y la empresa implicada hubieran actuado conforme la normativa y con un poco más de diligencia", han concluido el escrito.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies