Page no quiere que la bicefalia sea la "excusa" y Blanco la defiende por los buenos resultados que genera

Debate Page y Blanco
EUROPA PRESS/PSOE
Publicado 27/09/2017 21:26:57CET

TOLEDO, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los candidatos a liderar la Secretaría Regional del Partido Socialista en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page y José Luis Blanco, han abordado, en su cara a cara de este miércoles, la cuestión de la bicefalia dentro de la formación política, a lo que García-Page ha pedido que su contrincante no la plantee como "una excusa para decir que me apoyáis" pero "realmente hacer luego una alternativa", mientras que Blanco ha defendido que en esta región el PSOE ha obtenido "los mejores resultados" cuando la ha habido.

El también presidente del Ejecutivo autonómico ha señalado que la bicefalia hay que defenderla "en todos los sitios" y ha preguntado a Blanco si cree que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, debería ser el único candidato a la Presidencia del Gobierno --cosa que par a él sí-- o si ésta "es aplicable a nivel provincial" y si va a dimitir como alcalde de Azuqueca de Henares (Guadalajara), en caso de salir elegido secretario regional.

García-Page ha iniciado el segundo bloque del debate entre ambos candidatos, sobre regeneración democrática y modelo de partido, destacando que lleva muchos años militando en el PSOE y ha visto "muchas batallas" y siempre se ha esforzado para que el partido "no se rompiera y no se apartara del rumbo", convencido de que "ya es hora de cerrar esta oscura etapa" que "ha sido terrorífica". "Aquí ha cometido errores todo el mundo, yo también", ha admitido.

A continuación, ha lamentado que por parte de la candidatura de Blanco se haya "ensuciado el proceso de primarias" ya que "todos llamamos para que nos avalen" los militantes, y sobre las quejas para que el debate se retransmitiera en la televisión regional, le ha recordado que no lo han pedido y que, a través de la web del PSOE, "lo puede ver todo el mundo y reproducirlo".

"No podemos fundamentar un proyecto de futuro en este tipo de resquemores", ha zanjado, manifestando que las quejas se podrían haber establecido en la Comisión de Garantías y no se ha hecho. En este punto, Emiliano García-Page ha instado a tener "el apoyo entero del partido", porque no quiere "tener que ir mirando el retrovisor", y porque sin ese apoyo "es imposible ganar las elecciones".

Finalmente, ha asegurado que pueden ser mucho más fuertes como partido y que "para no tener que integrar es mejor no desintegrar", recordando a José Luis Blanco que habría sido "más fácil haber atendido la llamada" que le hizo para poderse incorporar en su candidatura.

"CERRAR LA OSCURA PÁGINA"

Por su lado, José Luis Blanco, sobre la situación interna del PSOE, ha afeado que, a pesar de "hacer historia" el pasado 21 de mayo, "un socialista de corazón que con la victoria de Pedro Sánchez se afiliara al día siguiente al partido no va a poder votar en Castilla-La Mancha". Y ha pedido a los militantes que "si se pusieron en pie --para elegir a Sánchez--", no se "queden sentados ahora para recuperar el PSOE" en la región porque "solo vamos a conseguir que de haber cambiado todo vayamos a no cambiar nada".

En este punto, ha solicitado a su oponente que pida "disculpas" por el momento en el que decidió "dimitir" de la Ejecutiva Federal del partido, consciente de que "difícilmente podremos regenerar el partido si no podemos cerrar esta oscura página" y de que "una decisión de la militancia nunca se puede traicionar".

A juicio de José Luis Blanco, el Partido Socialista en España se "aburguesó, mareó en puertas giratorias e hizo amistades peligrosas en el Ibex 35", pero, sin embargo, "ahora la militancia ha recuperado su partido".

Por último, ha explicado que, de ganar las primarias, su candidatura pretende visitar semanalmente agrupaciones socialistas locales, abogar por que haya jóvenes en el partido y por crear tres secretarías sobre "LGBTI, contra la violencia de género y de memoria histórica". Asimismo, ha criticado a García-Page que no consultara a la militancia "y en una urna" su acuerdo de gobierno con Podemos que habría sido defendido "al 90 por ciento", pero que debió ser consultado.