Page (PSOE) no quiere ser alcalde "a cualquier precio" y su intención es una mayoría clara para gobernar de nuevo

Emiliano García Page
EP
Actualizado 28/04/2011 19:45:47 CET

TOLEDO, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Toledo y candidato socialista a la reelección, Emiliano García-Page, ha asegurado que no está dispuesto ser de nuevo alcalde de la capital regional "a cualquier precio" y que su intención, después de cuatro años de mejora y cambio de la ciudad, es la poder seguir haciéndolo otros cuatro años más "sin hipotecas y sin la necesidad de estar pidiendo permiso".

"Yo no quiero pactar. No estoy dispuesto a ser alcalde a cualquier precio, pues creo que este equipo se ha ganado con justicia y legitimidad, por lo menos la consideración de que después de cuatro años tirando del carro cambiando tantas cosas de la ciudad, lo sigamos haciendo sin tener que pagar peajes", ha declarado.

García-Page hizo estas declaraciones a preguntas de los periodistas después de una reunión de trabajo con responsables de la Escuela Taller de Restauración, donde fue preguntado sobre sus aspiraciones de cara a las próximas elecciones municipales del 22 de mayo, según ha informado el PSOE en nota de prensa.

El alcalde y candidato ha asegurado que su intención es "una mayoría clara" procedente de personas de todas las condiciones políticas e ideas "porque para tener un proyecto toledano, se puede tener una ideología u otra, pero hay muchas cosas en las que no tiene nada que ver la ideología".

"He podido demostrar que se gobernar en coalición y ahora quiero gobernar sin la necesidad de estar pidiendo permiso", afirmó y añadió que en Toledo, actualmente, hay mucha gente que anteriormente ha dado su apoyo al PP y ahora está dispuesto a hacerlo a su proyecto "para que Toledo no esté sometido a ningún tipo de hipoteca".

Por ello, García-Page dijo estar sorprendido haber oído durante la precampaña a la portavoz de la oposición y candidata del PP, Paloma Barredo, decir que está abierta a pactar en el caso de que para ella fuese necesario.

"Es una cosa bastante llamativa y curiosa y no sé si se refería a las cuestiones internas de su propio partido, lo cual le habría venido bien", concluyó García-Page.